Pasar al contenido principal
CERRAR

Mochilas wayuu, el regalo para mamá que salva vidas en La Guajira

La iniciativa 'Regálale a mamá una mochila que salva vidas' promueve la compra de artesanías para que madres indígenas puedan llevar el sustento a sus hogares.
Mi país
Fotos: Banco de Alimentos de La Guajira
Karen Yiceth Pedroza

Con el fin de garantizar la seguridad alimentaria de 292 familias wayuu, el Banco de Alimentos de La Guajira emprendió la campaña 'Regálale a mamá una mochila que salva vidas'. El propósito es promover la compra de estas artesanías y, con ello, contribuir a que madres indígenas puedan llevar alimentos a sus hogares.

“Por cada mochila que compren les dan también a las madres wayuu alimentos para sus familias, más hilos para seguir tejiendo y un pago justo por su trabajo”, señaló Rebeca Badillo, directora del Banco de Alimentos de La Guajira.

Estas mujeres hacen parte del programa Banco de Hilos impulsado por la Asociación de Banco de Alimentos de Colombia (Abaco) para erradicar las muertes por desnutrición, prevenir la desnutrición crónica, mejorar los ingresos y la calidad de vida de las más de 10 comunidades focalizadas.

Una de esas comunidades es Ulishamana, donde 23 mujeres hacen parte de la estrategia. Andreina Gnecco Pushaina es una de las artesanas y manifestó que, con el proyecto se ven beneficiadas gracias a que no hay intermediarios y reciben un pago justo por sus artesanías.

“La elaboración de una mochila puede llevar hasta tres semanas, dependiendo del estilo y tejido de la mochila. Hay unas que se hacen de dos hebras y otras que se hacen con una sola hebra, esta última requiere de más tiempo por la estética que exige”, relató Andreina.

Foto


También te puede interesar: Del hilo a la siembra: mujeres wayuu que le apuestan al campo


Al comercializarlas de manera independiente, las artesanas reciben una ganancia de alrededor de 10 mil pesos por mochila, según cuenta Andreina, pese a que los intermediarios las venden hasta cuatro veces más caras.

“Esta es nuestra única fuente de economía y de ingresos para nuestras familias. En muchos hogares wayuu hay de cinco a siete niños y la alimentación de ellos depende de la elaboración y venta de mochilas”, explicó la artesana, quien resaltó que con el programa ‘Mochilas que salvan vida’ están recibiendo un pago digno.

Además del apoyo económico que significa para las madres wayuu también representa un aporte alimenticio para sus hijos, ya que, por cada mochila vendida, ellas reciben un paquete de alimentos para sus hogares.

Foto

Para la compra de mochilas la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia habilitó este enlace , sitio en el que, además de conocer la variedad de estas artesanías, podrán enterarse de todos los detalles del programa Banco de Hilos.

Cabe destacar que, de acuerdo con Abaco, los niños indígenas de La Guajira tienen seis veces más posibilidades de morir de desnutrición que los demás niños colombianos, a pesar de representar solo el 7% de la población del país. Comprando una mochila, los colombianos pueden hacer parte de la solución.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos