Pasar al contenido principal
CERRAR

Cuatro experiencias de turismo de naturaleza para conocer en Caquetá

Según los caqueteños, fue después del 2016 gracias al Acuerdo de Paz que el turismo de naturaleza tomó mayor fuerza.
Mi país
Foto: cortesía Vivir o Viajar - Andrés Sánchez
Katerine Vargas

Caquetá está ubicado al sur de Colombia y es uno de los tres departamentos más extensos del país junto a Vichada y Amazonas. Hace parte del piedemonte amazónico (donde se conectan los Andes con la Amazonía), lo que le permite contar con una amplia biodiversidad: ríos de aguas cristalinas, cascadas, montañas y cientos de especies de fauna y flora, que se convierten en su principal fuente de atracción para visitantes locales, nacionales y extranjeros.

De acuerdo con Fernando Hoyos, guía turístico de la región, desde hace 20 años se viene desarrollando la actividad en el territorio, pero fue después del 2016, gracias al Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno Nacional y el extinto grupo insurgente Farc – EP, que el turismo de naturaleza tomó mayor fuerza, pues el cese del conflicto armado en ese momento generó confianza para explorar y redescubrir lugares a los que antes era restringido el acceso. En efecto, se consolidaron nuevas iniciativas comunitarias de economía sostenible basadas en el ecoturismo.

Foto: Posada los Andakíes

Según la directora del Instituto Departamental de Cultural Deporte y Turismo de Caquetá, Paola Suárez, el departamento tiene atractivos de norte a sur. Algunas de las apuestas turísticas son promovidas por comunidades étnicas, que incluyen la experiencia de gastronomía típica y cultura ancestral; otras son lideradas por organizaciones campesinas y comprenden sus procesos agroecológicos, así como también existen actividades y planes desarrollados por personas en proceso de reincorporación que dejaron atrás las armas para dedicarse a este oficio.

Destacamos cuatro de las propuestas que ofrece Caquetá en el 2022 para visitantes que buscan un encuentro con la naturaleza, con la ancestralidad, que quieren conocer imponentes paisajes, practicar deportes extremos o incluso hacer investigación.

Reserva natural Posada de los Andakíes

Si su plan es conocer la denominada “manigua”, encontrarse con la vitalidad de la montaña y contar con una guianza especializada, la Posada de los Andakíes es un excelente lugar para visitar. Está ubicada en zona rural del municipio de Belén de los Andaquíes, al sur del departamento en un área de 154 hectáreas, de las cuales, casi el 90% están dedicadas a la conservación.

Con el acompañamiento de guías turísticos locales, en la Posada de los Andakíes, los visitantes pueden caminar por senderos seguros donde se encontrarán con criaturas del bosque, cascadas y saltos de agua de los que podrán disfrutar durante el recorrido de casi cuatro horas.

Además, podrán avistar más de 200 especies de aves de distribución andino amazónica, algunas endémicas de esta zona del país.

Foto: Posada los Andakíes

Ukuri Reserva Natural y Ecoturística El Manantial

Si su plan idea es conectarse con culturas de comunidades indígenas amazónicas, su cosmovisión, su relación con la naturaleza, la gastonomía típica de los ancestros y al mismo tiempo con el encanto de la selva, puede visitar este lugar. Está ubicado en el corregimiento El Caraño, en zona rural del municipio de Florencia.

Los turistas pueden recorrer durante cerca de 4 horas el sendero Moniya Mena, que tiene una longitud de 3 kilómetros; participar de un ritual de conexión con la madre tierra, visitar las malocas de comunidades Uitoto y Koreguaje; degustar un buen plato de pescado moquiado (receta típica amazónica), casabe y fariña (harina a base de yuca).

Entre las experiencias culturales que brinda la visita a El Manantial se destaca la enseñanza del uso curativo de las plantas del bosque y un ritual de limpieza a base de medicina tradicional; también se encontrarán con un jardín botánico y con una colección de más de 600 orquídeas amazónicas de Caquetá.

Foto: Reserva Natural y Ecoturística El Manantial

Cascada Las Iglesias

Si su objetivo es caminar en medio de la naturaleza y darse un baño en las aguas cristalinas de este departamento, visite la imponente cascada Las Iglesias. Está ubicada en el municipio de La Montañita, al norte de Caquetá.

El recorrido para apreciar la maravilla natural de este lugar es de 8 kilómetros y dura alrededor de 4 horas caminando. Con el acompañamiento de guías locales que cuentan la historia del territorio y el relato de cómo Las iglesias fue uno de esos paraísos a los que se pudo acceder después del conflicto armado, la aventura se convierte en una experiencia cada vez más interesante.

Foto: Joleca Vásquez

Rafting por el río Pato

Si su plan es la aventura, sin duda puede visitar la Zona de Reserva Campesina del Pato – Balsillas ubicada al norte del departamento, en el municipio de San Vicente del Caguán, para conocer la iniciativa Caguán Expeditions, una asociación de turismo comunitario de la que forman parte campesinos y excombatientes de la desmovilizada guerrilla de las Farc, que se dedica a promover escenarios de paz y preservación de la naturaleza mediante el deporte extremo del rafting en el río Pato, dirigido por personas profesionales en el tema, certificados por la Federación Internacional de Rafting.

Esta experiencia, además de la aventura tiene valores agregados como el contacto directo con la ruralidad caqueteña y el reconocimiento de la memoria histórica del departamento como aporte a la construcción del desarrollo social del país.

Foto: Caguán Expeditions
Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal