Pasar al contenido principal
CERRAR

Campesinos de los Montes de María reportan pérdidas por acciones armadas del Clan del Golfo

Los labriegos perdieron más de una tonelada en sus cultivos y decidieron regalar los productos antes de que se dañaran debido al represamiento.
Mi país
Foto: Cortesía.
Edgardo Ochoa

Alrededor de 3 mil campesinos de los Montes de María, en el departamento de Bolívar, que se dedican a cultivar alimentos de pancoger y a la producción de lácteos, reportan grandes pérdidas debido a las últimas acciones armadas que el clan del golfo desarrolló en la región. Lo anterior impidió la comercialización de más de una tonelada de productos.

Darío Duque Redondo, un campesino de la alta montaña de El Carmen de Bolívar que hace 15 años retornó a su tierra, el pasado fin de semana volvió a sentir el temor que ya había aprendido a superar de a poco porque perdió más de mil unidades de aguacate, ya que no pudo sacarlos de su corregimiento para venderlos debido a que los vehículos que realizan los viajes no llegaron a recoger la carga.

“Nosotros los campesinos somos los más vulnerables, el invierno nos azota, la sequía también, la violencia mucho más. Luego del retorno, medio nos habíamos parado y ahora viene esto, vamos es de golpe en golpe y nadie nos ayuda”, narra Darío con la voz entrecortada.

Entre tanto, en la zona rural de María La Baja, otra campesina que pidió reserva de su nombre, narró cómo por culpa de las amenazas de grupos armados que llegaron a su territorio no han podido comercializar los productos lácteos que producen. 

“Los pequeños ganaderos de la región no han podido vender la leche que producen porque las queseras locales no les están comprando porque tienen muchos kilos represados que no han podido vender”, asegura la mujer afro que, además, afirmó que se está presentando desabastecimiento en las tiendas del sector.

Al otro lado de la montaña, en San Isidro Bolívar, corregimiento de El Carmen de Bolívar, Wilgen González, un productor de aguacate tomó la decisión de regalarle a sus vecinos una parte de los 250 bultos del producto, mientras que lo que le quedó se convirtió en alimentos para cerdos. “Yo tenía negociado 1.500 aguacates, debía entregarlos el viernes y no pude cumplir, así que antes que se perdieran decidí obsequiarlos. Hago un llamado a quien corresponda para que nos ayuden, ya no aguantamos más”, contó González entre lágrimas.

Adriana Trucco, secretaria de agricultura del departamento de Bolívar, aseguró que desde esa dependencia ya se activó un plan con el apoyo de la Armada Nacional, para iniciar la recolección de los productos represados implementando caravanas de seguridad y así llevarlos a los centros urbanos cuanto antes.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos