Pasar al contenido principal
CERRAR

Carnaval de Negros y Blancos 2022: de la senda a museo vivo

En Pasto Nariño, el Carnaval de Negros y Blancos en la versión de 2022 fue estático.
Mi país
Fotos: cortesía.
Beatriz Fajardo

En Pasto Nariño, el Carnaval de Negros y Blancos en la versión de 2022 fue estático. La tradicional senda de siete kilómetros que atravesaba la ciudad se trasformó en arte callejero, al ubicarse a lo largo de la carrera 27 y entre las calles 10 y 21. Allí albergó a los 90 motivos que lograron formar parte tras un riguroso proceso de selección de parte de Corpocarnaval, entidad dedicada a la organización de este. Recordemos que este cambio se dio para evitar aglomeraciones y con ellos evitar el contagio de Covid-19.

Este cambio en la dinámica del carnaval también hizo metamorfosis a la interior de las familias de cultures, artistas y artesanos del carnaval. Estos debieron abrir las posibilidades para ver el carnaval en medio de un museo abierto y en pleno centro de la ciudad, y ya no solo el 6 de enero, sino hasta el 10 de enero.

m

La ciudad sorpresa de Colombia, como es conocida San Juan de Pasto, hasta el 10 de enero del 2022, permitirá que propios y turistas puedan tener de cerca las majestuosas carrozas, disfraz individual, o disfrutar y bailar con el son sureño en una murga tradicional de carnaval.

Este año encontramos la historia de un hombre dedicado al arte, que sueña, añora siente ríe, llora y en si vive para cada carnaval, Camilo Martínez. Con la presentación de ´Alocada Creación´, él rinde homenaje al arduo trabajo que realizan todos los artistas del carnaval de Negros y Blancos. “Lo que hacemos nosotros no nos impide ni lluvia ni tormenta nada, seguir adelante nuestro trabajo”, asegura. 

La pandemia significó retos para el sector del arte. Una constate fue la difícil situación económica para el normal desarrollo de cada una de las piezas que participarían del carnaval. Hasta los familiares cercanos prestaron las terrazas de sus casas para que el carnaval no muera.

Al interior de muchas casas en Pasto se desarrollaba la magia de la creación de piezas únicas, coloridas que tomaron forma de arte, para tener previo al 6 de enero el momento cúspide, el de transportar tantas formas y piezas del gran rompecabezas que es un disfraz individual.

m

“Fue una emoción grande porque en sí estábamos con un poco asustados cuando empezamos a bajar y miramos las figuras a la calle. Todo eran gritos locos, corra, para acá o para allá, no lo voy a dañar”, narra Camilo sobre el momento cuando bajaron las piezas de su obra. 

Estas historias, donde los miembros de la familia fueron parte activa del detrás de cámara de un carnaval, son muy comunes en las maratónicas jornadas de las representaciones del ´Pasaje Carnaval´, como lo cuenta, el artista Hernán Rodríguez: “fue mi esposa, mis cuñadas, las tías de mi mujer, todos ellos participaron”.

En este 2022, tanto los ciudadanos, los amantes del teatro vivo, los danzantes y demás protagonista añoraron la senda del carnaval.

Camilo Martínez dice que el desfile es algo que se lleva en la sangre, el recorrido en las calles, en el carnaval, recorrer 20 a 30 kilos en los hombros, el cansancio es tremendo, pero por transmitir la alegría o porque la gente sienta y disfrute, todo vale la pena. “Queremos volver a la senda cena porque en la senda está la gente y la gente es el carnaval”, dice. 

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos