Pasar al contenido principal
CERRAR

Dejan libres a cuatro presuntos miembros de la Primera línea en Bucaramanga

A los otros siete jóvenes que fueron capturados la semana pasada, el juez dicto medida de detención domiciliaria.
Heliana Sandra Ortíz

Luego de las capturas realizadas en Bucaramanga el pasado 13 de junio, y cinco días de audiencias, la juez Novena Penal de Garantías dejó en libertad a cuatro de las 11 personas sindicadas de pertenecer a la ‘Primera línea’ del paro nacional en la capital de Santander.

Otros seis fueron cobijados con medida de detención domiciliaria y uno más, sindicado además de porte y fabricación de estupefacientes, fue enviado a la cárcel.

Según el abogado defensor Jorge Flórez, “los cuatro jóvenes dejados en libertad son dos chicos y dos chicas, sobre las que no existen pruebas de que hayan incurrido en los delitos de concierto para delinquir, manipulación de sustancias peligrosas o tráfico de estupefacientes”, delitos que les sindica la Fiscalía.

Las pruebas de la Fiscalía se basan en información de policías infiltrados que tomaron fotos y videos, pero la defensa logró demostrar, al menos en esta primera fase, que “las pruebas son ambiguas, en los videos hay cientos de muchachos marchando, algunos con cascos, con gafas, con escudos, pero no se logra identificar el rostro (…), y por eso finalmente es que la juez se da cuenta que es insostenible dejarlos privados de la libertad, porque si más adelante se determina su inocencia, el Estado tendría que indemnizarlos por el error”, agregó el abogado Flórez.

Pero todos seguirán vinculados al proceso, que deberá ser reformulado por el ente acusador.

El testimonio de Manuel

Manuel es estudiante de una universidad privada en Bucaramanga y fue una de las personas dejadas en libertad en este caso.

Su vinculación al caso de las recientes detenciones de presuntos miembros de la primera línea, según contó a Radio Nacional de Colombia, empezó el 7 de agosto del año pasado “cuando estábamos en un restaurante (por donde pasaban las protestas), junto a mi pareja. El lugar se llenó de gente y llegó la Policía, nosotros hablamos con la dueña del restaurante para que confirmara que estábamos ahí comiendo, pero al salir a unos no les pusieron problema y a otros sí (…) A mí me subieron a la patrulla, sin ninguna causa, no me dejaron hablar, al otro día me dejan en libertad”.

Sin embargo, volvió a ser capturado el pasado 13 de junio y “me implican en el mismo caso, y adicionalmente en tráfico de estupefacientes”, agregó.

En el caso de Manuel la juez no encontró pruebas del delito de tráfico o fabricación de drogas, pero sigue vinculado al proceso por presuntamente hacer parte de la ‘Primera línea’ y continúa sindicado de concierto para delinquir.

Manuel asegura que no incurrió en ningún delito y espera que prontamente sea declarado inocente.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos