Pasar al contenido principal
CERRAR

Presunto caso de bullying en colegio de Manizales será investigado por la Fiscalía

La madre de un menor de 11 años denunció que este falleció luego de recibir un golpe en la cabeza en un presunto caso de matoneo escolar.
Bullying en colegio de Manizales será investigado por la Fiscalía
Mi país
Foto: Paula Rodríguez
Paula Rodríguez

Tanto la comunidad educativa como la familia de Juan Martín Garzón Alzate, exigieron a las autoridades que se investigue el fallecimiento de este menor, presuntamente relacionado con un hecho de matoneo o ‘bullying’, y el cual según la administración municipal, estará a cargo de la Fiscalía General de la Nación.

De esta manera lo confirmó Luz Marina Cristancho, secretaria de Educación de Manizales, al manifestar que fueron activadas las rutas de atención en la institución y con la familia del menor.

“Entendemos la tristeza de la madre al perder a su hijo, pero queremos informar que serán las autoridades correspondientes las que determinen si el menor murió por causas naturales derivadas de una enfermedad o por bullying”, agregó la funcionaria.

Los hechos que rodean la muerte del menor de grado sexto del Colegio San Pío X del barrio la Enea de Manizales, iniciaron el 14 de febrero, cuando según su madre Diana Alzate, el niño llegó a casa con un golpe en la cabeza que le habrían propinado varios compañeros con una puerta, una vez ingresaban de la hora del descanso.

Según la madre de Juan Martín, luego de ocurrido el incidente con la puerta, el menor comenzó a sentir una sintomatología derivada del golpe, que sumado a una presunta negligencia en la clínica a la que acudieron, influyó en la muerte del menor de 11 años.

“El niño al otro día comenzó a manifestar dolor en un ojito, en la frente y luego dolor en la cabeza y fiebre, por lo que decidimos llevarlo a la clínica donde le hicieron exámenes los cuales salieron bien. Sin embargo, dos días después comenzó a perder la movilidad en sus extremidades por lo que fue dejado en el centro médico” dijo la madre del menor.

Agregó que, una vez recluido su hijo en la clínica, comenzó a recibir mensajes en los que se le informaba que el niño sufría de bullying, y que el golpe que recibió ese día había sido intencional de sus compañeros de clase.

Por este motivo y buscando respuestas de la institución, Diana Alzate denunció que nunca recibió información relacionada con el acoso estudiantil del que era víctima su hijo, por lo que acudió a exponer su caso, y logró que se reunieran las autoridades entre ellas Defensoría del Pueblo, Personería, Policía de Infancia y Adolescencia y Secretaría de Educación Municipal donde se determinó que fuera la Fiscalía la que tomaría la investigación.

Por su parte, Delma Ospina García, rectora de la Institución Educativa San Pío X de La Enea dijo que el colegio conoció del golpe que recibió Juan Martín el día 3 de marzo, más no del presunto caso de acoso que registraba el menor por parte de sus compañeros, por lo que aseguró que aportarán la información necesaria a las autoridades para que se esclarezca el tema.

“Yo invito a la comunidad a la prudencia, porque Juan Martín hoy ya no está con nosotros, pero si lo están los niños del grado sexto que en este momento se sienten muy mal y no queremos que ellos se sientan culpables por este dolor. Nosotros colaboraremos con las autoridades para que ellas determinen qué pasó, y poder darle tranquilidad a la familia y nuestros alumnos”, indicó la rectora del colegio.

Padre de familia, estudiantes y otras autoridades se pronuncian

La muerte de Juan Martín Garzón generó preocupación entre la comunidad educativa y la ciudad en general, pues al parecer son varios casos registrados, los cuales requieren de una intervención inmediata de las autoridades.

Una de las alumnas que participó de la protesta que se adelantó en las instalaciones del colegio, envió un mensaje a los padres para que puedan identificar estos casos, y acompañen de manera inmediata para velar por el bienestar de sus hijos.

“Yo sufrí de bullying hace muchos años aquí en este mismo colegio y nadie hizo nada por mí, ni siquiera mis padres porque yo no se los conté. Pero porque sé del caso, le digo a los padres que si ven cambios en sus hijos como falta de apetito y comportamientos agresivos en la casa, pongan mucho cuidado, porque eso es una señal de alerta; y a los niños, que si les hacen algo en el colegio no les de miedo hablar, y cuenten todo”, dijo la estudiante.

Entre tanto, para algunos padres de familia como la señora Ester Pineda, el problema no siempre es entre los menores, sino que hay posibles faltas de respeto de algunos docentes lo que incentiva a esa violencia educativa.

Finalmente el caso llegó hasta la corporación del Concejo de Manizales, en donde su presidente Hernando Marín García citó a un debate para conocer cómo se contrarresta esta problemática en la ciudad, además porque según padres de familia, en los colegios no han hecho nada al respecto.

Marín García aseguró que esta situación se agudiza por el consumo de estupefacientes por parte de los adolescentes, en los alrededores de los centros educativos.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos