Pasar al contenido principal
CERRAR

Familias afectadas por explosión en Barrancabermeja comenzaron a recibir ayudas

La Unidad de Gestión del Riesgo de Santander y del municipio comenzaron a llevar las ayudas a los damnificados.
Barrancabermeja: damnificados por explosión comenzaron a recibir ayudas
Mi país
Fotos: Alcaldía de Barrancabermeja
Juan Jacobo Lozano

Según el más reciente censo hecho en Barrancabermeja, son 400 personas y 90 viviendas las que resultaron afectadas por la explosión registrada en el barrio Pozo Siete. Este marte la Unidad de Gestión del Riesgo de Santander y del municipio comenzaron a llevar las ayudas a los damnificados.

“Una vez hecho el listado de los damnificados, unos más afectados que otros, comenzamos a entregar las ayudas dependiendo de las necesidades de cada caso. Estamos entregando kits de aseo, alimentación, elementos para la cocina y tejas de zinc para que aquellas personas que quedaron con las paredes de la casa en pie, puedan poner los techos”, dijo el alcalde de Barrancabermeja, Alfonso Eljach.

En el sitio donde ocurrió la explosión también fue instalada una carpa de solidaridad para recibir donaciones.

“Allí se pueden llevar alimentos no perecederos y ropa en buen estado, que será entregada a todas las personas del barrio Pozo Siete que lo perdieron todo”, dijo Adith Romero, subsecretario de Gestión del Riesgo de Barrancabermeja.

La Alcaldía de Barrancabermeja expidió el Decreto 278 con el que se declaró la calamidad pública por seis meses. Con esta declaratoria se podrá seguir atendiendo las necesidades de los afectados, al igual que la rehabilitación y la construcción de la zona.

Mientras tanto, las autoridades están buscando otros cinco sitios en los que estarían vendiendo gas propano de manera ilegal y clandestina.

“Esto es un riesgo para la vida de los barranqueños. Esto nos hace prender las alarmas frente a esta problemática que se viene presentando. Negocio que encontremos en donde se vende gas de manera ilegal, será cerrado”, advirtió el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar.

El Grupo de Explosivos e Incendios y Manejo de Incidentes del CTI de la Fiscalía continúa en la zona de la emergencia de Pozo Siete realizando la respectiva investigación sobre la causa real de la explosión. Por el momento se descarta un posible atentado terrorista.

De las 22 personas que resultaron lesionadas, la mayoría ya fueron dadas de alta, y solo dos niños de 5 y 12 años continúan recibiendo atención médica en el Hospital Internacional de Colombia, en Bucaramanga. El pronóstico es reservado según el último parte médico.

"El menor de doce años presenta quemaduras de segundo y tercer grado de profundidad que comprometen el 60 % de su superficie corporal. La otra menor fue trasladada a UCI, donde recibe ventilación mecánica y todo el manejo del protocolo institucional del paciente. Su pronóstico es reservado", aseguró Frank Serrato, director médico del HIC.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos