Pasar al contenido principal
CERRAR

Concierto de piano en el Salto de Tequendama: un homenaje a la ecología y la cultura

El equipo de 'Piano Móvil' ofrecerá un concierto y talleres pedagógicos en la Casa Museo Tequendama este 28 de agosto.
Novedades
Fotos: cortesía
Richard Hernández

Como un reconocimiento a la labor que viene desarrollando la Fundación Granja Ecológica El Porvenir, en la vereda San Francisco del municipio cundinamarqués de Soacha, el equipo de Piano Móvil, liderado por el músico colombiano Diego Franco, ofrecerá un concierto y talleres pedagógicos el próximo sábado 28 de agosto en la Casa Museo Tequendama.

Un merecido homenaje para María Victoria Blanco y su esposo Carlos Cuervo, veterinarios de la Universidad Nacional de Colombia quienes en 1994 llegaron a esta zona para iniciar un proyecto agropecuario. En ese lugar compraron un terreno de cuatro hectáreas para construir la granja El Porvenir, haciendo énfasis en la agroforestería y la silvicultura.

“Cuando empezamos a reconocer el territorio nos encontramos con un hermoso bosque de niebla, nacimientos de agua, perezosos, ardillas y otras especies. Entonces tuvimos que revaluar el plan y dividir la granja en dos secciones: una parte para la producción agropecuaria y la otra para la conservación”, señala María Victoria.

Salto de Tequendama

Asimismo, cuenta que en 1996 abrieron la granja al público a través de los programas de Oportunidades a Jóvenes de la Secretaría de Educación de Bogotá. De ese modo dieron paso al programa de sensibilización que, de manera ininterrumpida y con el apoyo de diversas entidades, se lleva a cabo hasta el día de hoy.

“En 2007 creamos la Fundación Granja Ecológica el Porvenir, formalizando el proyecto como entidad sin ánimo de lucro. Al año siguiente organizamos en Soacha el primer foro sobre la importancia del Salto de Tequendama en la historia de Colombia”, afirmó la veterinaria.

También dice que en 2009 realizaron las primeras publicaciones de los inventarios entomológicos de la Reserva Granja El Porvenir. Luego hicieron el de flora y el último que han adelantado es el de mamíferos. Todo esto, dice, gracias el apoyo del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia.

Además, en 2010 lideraron la organización del Foro internacional por el río Bogotá con la participación de representantes de la Agencia del Agua Sena Normandía, río Medellín, Secretaría de Educación de Bogotá, y del Consejo de Estado y Tribunal de Cundinamarca.

Otro logro importante que resalta la veterinaria es la compra en 2011 del emblemático Hotel del Salto, cuya restauración era indispensable en el contexto del proyecto El salto tiene porvenir. Esta edificación, según los historiadores, fue diseñada y construida entre 1923 y 1927 por los arquitectos Carlos Arturo Tapias y Pablo Cruz.

En 2013 gracias al respaldo de la Unión Europea, la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y la Embajada de Francia a través del Instrumento para la Facilidad de Inversión en América Latina (LAIF), iniciaron la restauración del antiguo hotel para convertirlo en Casa Museo Tequendama bajo un convenio de cooperación técnica.

“El proyecto inició en modalidad de puertas abiertas, en la que el público podía visitar la obra y las exposiciones del Sistema de Patrimonios y Museos de la Universidad Nacional de Colombia (SPM). Vale la pena destacar el valioso apoyo del profesor Edmon Castell, director en esa época del SMP, quien nos acompañó en el proceso de hallar en esa plataforma lo que estábamos buscando”, aseguró Blanco.

Otro importante respaldo que recibieron según cuenta María Victoria fue por parte del Consejo de Estado que el 28 de marzo de 2014 expidió la sentencia en Segunda Instancia a favor del río Bogotá, en la que se incluyó un capítulo especial para la protección del Salto de Tequendama, ordenando su recuperación inmediata a través de la permanencia del caudal ecológico y ambiental y su declaración de Bien Patrimonial de Colombia.

Casa Museo Tequendama

“En 2016 entregamos la obra de Casa Museo Tequendama a la delegación internacional que nos donó los recursos y abrimos al público todos los espacios museales del lugar. A finales de julio de ese año, el Salto de Tequendama fue declarado Patrimonio Cultural de la Región por un decreto de la Gobernación de Cundinamarca”, resaltó.

Igualmente afirma que en el 2018 el Ministerio de Cultura declaró a la Casa Museo Tequendama como Bien de Interés Cultural Nacional, luego de la solicitud y trámites adelantados por la Fundación. Al año siguiente el Ministerio de Medio Ambiente, en cumplimiento de la sentencia del Consejo de Estado, y con el respaldo de los inventarios desarrollados en la reserva, declaró al Salto de Tequendama Patrimonio Natural de la Nación.

Los ejes temáticos del museo, asegura, son la biodiversidad y la cultura. En estos momentos se mantienen las exposiciones que había antes del confinamiento debido al Covid-19: ‘El increíble viaje de Alexander von Humboldt’, ‘El cambio climático no tiene gracia’, ‘Ventana ciudadana al río Bogotá’. También en este espacio se encuentra la Sala de la Reminiscencia, la cual es un homenaje a la casa cuando fue estación de tren con servicio hotelero.

“Nuestra zona de influencia comienza desde el borde de la catarata del Tequendama. Actualmente estamos en el proceso de reactivar los recorridos ecológicos por la reserva El Porvenir. Todo esto enmarcado en el proceso pedagógico. Lo que buscamos es que la gente venga a aprender, a relacionarse de la manera más clara con el sector, con este espacio que brinda El Salto del Tequendama, más allá de los paseos tradicionales”, cuenta.

Para que el concierto se hiciera realidad, cuenta María Victoria, que hace algunos meses personas de Piano Móvil la contactaron para decirle que ellos admiraban el trabajo que habían desarrollado en el Salto y que querían de alguna forma agradecerles ese proceso. Pero dice que en esa época la casa museo estaba en pleno cierre por la pandemia.

“Afortunadamente Diego, quien es el pianista y que estaba en París, pudo venir. Por fin vamos a poder hacer esta presentación. Es una historia linda, donde uno ve que somos muchos los que estamos con en el propósito de darnos la mano. El concierto busca recaudar fondos para recuperar algo por las pérdidas que tuvimos durante el confinamiento. Para mí va a ser muy emocionante escuchar las notas de piano en este lugar tan especial. Yo más que escuchar voy a llorar”, concluyó María Victoria Blanco.

Por su parte, el pianista colombiano Diego Franco quien es el presidente de Euphonia, una entidad sin ánimo de lucro franco-colombiana y creador de Piano Móvil, señaló que el concierto del próximo 28 de agosto que, comienza a las 5 p.m., incluirá piezas del repertorio universal, latinoamericano y colombiano.

La primera parte, dice, estará consagrada al compositor polaco Frédéric Chopin (nocturnos, balada, estudios). En la segunda parte, Heitor Villa Lobos (Brasil), Ernesto Lecuona (Cuba) y compositores colombianos como Luis A. Calvo, Oriol Rangel y Adolfo Mejía.

Asimismo, resaltó que se incluirán un par de piezas emblemáticas de la independencia de Colombia -La Libertadora y la Vencedora- haciendo eco a la programación de conferencias del Museo acerca de la vida de Manuelita Sáenz. Luego se harán unos talleres pedagógicos con los niños de las veredas.

“Piano Móvil es un proyecto que consiste en un equipo de músicos, pedagogos y un piano de cola que viajan en un camión para realizar conciertos y talleres pedagógicos itinerantes, gratuitos y al aire libre, a través del territorio colombiano. Cada recorrido de Piano Móvil es una oportunidad para reflexionar acerca del medio ambiente”, afirmó Diego Franco.

Las personas que estén interesadas en inscribirse al concierto y recibir mayor información al respecto, lo pueden hacer a través de los correos electrónicos: granjaecoelporvenir@yahoo.com y fundaciongep@gmail.com, o también por medio de la página web de la Casa Museo Tequendama.

 

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal