Pasar al contenido principal
CERRAR

Juventino Ojito: 60 años de un grande del sonido Caribe

Dos nominaciones al Grammy Latino, cuatro Congos de Oro, han hecho de Juventino Ojito uno de los talentos más buscados de la Costa Caribe.
Radio Nacional de Colombia

Nacido en Polonuevo, Atlántico, el 30 de junio de 1962, el intérprete de vientos, productor y arreglista, Juventino Milciades Ojito Palma, se crio musicalmente al amparo de su padre, el recordado compositor y saxofonista Julio Ojito Mendoza, reconocido por haber presidido la legendaria orquesta Vargas-Ojito al lado de Víctor Vargas, con quien grabó por primera vez la legendaria pieza “Atlántico”, popularizada luego por Pacho Galán y de autoría de Vargas.

Así mismo, Ojito Mendoza integró la orquesta del trompetista Marcial Marchena, quien le grabó varias composiciones incluida “La asiática”, que ya en la década del 60, casi en forma premonitoria, hablaba de una terrible epidemia llegada desde China.

Desde temprana edad, Ojito empezó a mostrarse como alguien que quería asumir la música como modo de vida, con toda la seriedad y el profesionalismo. Eso lo ha llevado a trabajar en decenas de proyectos propios y ajenos, incluyendo agrupaciones propias como Los Reyes del Porro, y una orquesta a la que le ha apostado desde hace 25 años: Son Mocaná.

Así mismo, ha sido arreglista y productor de decenas de grabaciones de artistas como Adriana Lucía, Gabino Pampini, Juan Carlos Coronel, Los Corraleros de Majagual, Los Betos y Moisés Angulo, sin contar el apoyo que ha brindado en igual sentido a un puñado de artistas independientes de su tierra adoptiva, Barranquilla.

El interés del músico atlanticense por la música empezó a expresarse en la práctica tras su paso por las orquestas de Juan Piña y el Checo Acosta. Sin embargo, su nombre empezó a sonar fuertemente en los círculos tropicales y salseros luego de su entrada, con poco más de 20 años de edad, a la orquesta La Verdad de Joe Arroyo.

Fueron dos etapas principales al lado del Joe, entre 1982 y 1983 como instrumentista, y luego de 1987 a 1993 como productor y arreglista. Luego volverían a trabajar juntos en la producción “Marcando terreno”, de 2001.

Sobre su primera impresión del Joe y de su estilo, así habla Ojito: “Me acuerdo de haberme escapado a mis 14 o 15 años para ver un concierto de Fruko y sus Tesos en el municipio de Santo Tomás, Atlántico. Allí me llevé aquel impacto tan fuerte de esa banda electrizante donde los protagonistas en las voces eran Joe Arroyo y Wilson Saoko. Eso marcó definitivamente mi vida”.

Entre los discos del Joe donde participa Ojito se encuentran “Echao pa’lante” (1987), “Fuego en mi mente” (1988), “En acción” (1989), “La guerra de los callados” (1990), “Toque de clase” (1991) y “Fuego” (1993). Suyos son los arreglos y transcripciones de clásicos como “En Barranquilla me quedo”, “La noche”, “A mi Dios todo le debo”, “Centurión de la noche”, “Pa´l bailador” y “Te quiero más”.

Dos nominaciones al Grammy Latino, con su Son Mocaná, más cuatro más por su trabajo al lado de Carlos Vives, Checo Acosta, Milton Salcedo y Colectro; cuatro Congos de Oro y un amplio reconocimiento en sus fueros de intérprete, productor y arreglista han hecho de Juventino Ojito uno de los talentos más buscados de la Costa Caribe.

Proyectos musicales como Los Reyes de Porro y Son Mocaná hablan muy bien de su carácter y su intuición musical. Hoy, más que nunca, estos proyectos recorren Colombia y el mundo, sumado a ellos el talento de dos principalísimas vocalistas, Verónica Vanegas, esposa de Ojito, y Helena Ojito, hija de la pareja.

El 30 de junio celebramos los 60 años de vida del clarinetista, saxofonista, arreglista, productor y director de orquesta Juventino Ojito, un grande de nuestra tradición musical Caribe colombiana. Por eso es nuestro Artista de la Semana.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos