Pasar al contenido principal
CERRAR

José Miller Trujillo, ‘Wiponga’: 50 años de vida artística

De su inspiración son obras como “Inesita”, “Noche de vacas”, “La ronda sampedrina”, “Rumichaca”, “Locas”, “Raza, tradición y alegría” y “El negro Miguel Barreto”.
Historia de José Miller Trujillo, ‘Wiponga’
Artistas Colombianos
Foto: cortesía/ el compositor José Miller Trujillo junto al maestro José Barros
Radio Nacional de Colombia

 La música que escuchaba en su infancia en el dial de Radio Neiva, que incluía los grandes clásicos de Guillermo Buitrago, Julio Torres y Tito Ávila, mezclados con las sonoridades festivas que cada mitad de año llenaban su ciudad natal en las conmemoraciones del San Pedro, fueron la mayor influencia del compositor huilense José Miller Trujillo, importante representante de los sonidos del Tolima Grande y quien por estos días está conmemorando sus bodas de oro en la música.

Nacido en Neiva el 4 de octubre de 1948, en su infancia en Madrid, Cundinamarca, Trujillo se empapó de más influencias, incluida la música costeña, que ya se había tomado el interior del país con éxito. Como estudiante del Colegio Salesiano San Medardo en Neiva, integró los coros estudiantiles y el del actual Conservatorio de Neiva. Así mismo, contó con profesores de música como Vicente Romero Viatella, Mauricio y Francisco Cristancho Hernández; sumado ello a las enseñanzas que obtuvo de colegas como Armando Velásquez, Juan José Vélez y sus compañeros de Colegio y Conservatorio Armando Suárez y Luís Felipe Basto. Luego se radicó en Bogotá para estudiar Mercadeo y Publicidad en Bogotá.

Con los años, José Miller Trujillo empezó a ser reconocido con su seudónimo de Wiponga, una de las maneras de escribir el nombre de Güiponga, hijo de la legendaria Cacica Gaitana.

En su biografía, dice: “Es defensor y promotor de todo género musical nacional o extranjero; partiendo del género y estilo opita; procurando no fomentar regionalismos nocivos sino siempre positivos porque él considera que la música es universal y solo se queda en el alma de la gente aquella que realmente la motiva y da vida. Por eso mismo es versátil en cuanto a la composición y no se limita únicamente a lo de su ancestro nativo”.

A los 15 años compuso su primera canción, “Antioqueña bambuquera”, en homenaje a Rocío Cock Jaramillo, tercera Reina Nacional del bambuco. Luego, el dueto Los Tolimenses llevó al disco por primera vez una composición del autor, “Que viven San Pedro y San Juan”, el 18 de junio de 1972. Y el 30 de junio de 1979, en el Teatro Pigoanza de Neiva, ganó el primer puesto en el Concurso Nacional de Composición Musical Jorge Villamil Cordovez, frente a 60 competidores más, justamente con su más famosa creación, “Cuando retumban las tamboras”, también conocida como “Retumban las tamboras” o “Las tamboras”, como fue registrada.

De su inspiración son obras como “Inesita”, “Noche de vacas”, “La ronda sampedrina”, “Rumichaca”, “Locas”, “Raza, tradición y alegría” y “El negro Miguel Barreto”. Artistas como Helenita Vargas, Los Ocho de Colombia, Tamara, el Combo de las Estrellas y La India Meliyará también grabaron varias de sus piezas. En la actualidad, la obra de Wiponga hace parte del repertorio del Ballet Folclórico de Antioquia, que la ha llevado por todo el mundo, y se encuentra en preparativos para lanzar nuevas obras y hacer videoclips de algunas de las ya reconocidas.

En la conmemoración de sus 50 años de vida artística, José Miller Trujillo, “Wiponga”, es nuestro Artista de la Semana.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos