Pasar al contenido principal
CERRAR

Contraloría hizo hallazgo fiscal por $5.748 millones hizo en reconstrucción de Mocoa

La entidad encontró que se han debido pagar subsidios de arriendo adicionales por ese valor a los damnificados.
Reconstrucción de Mocoa | Contraloría hizo hallazgo fiscal por $5.748 millones
Actualidad
Foto: Colprensa
Colprensa

Un hallazgo fiscal por 5.748 millones de pesos hizo la Contraloría General de la República respecto de la reconstrucción de Mocoa, luego de la avalancha de 2017.

La entidad encontró que se han debido pagar subsidios de arriendo adicionales por ese valor a damnificados de la avalancha de Mocoa que no han recibido sus viviendas.

Las ayudas se han tenido que dar por incumplimientos que han impedido la culminación y entrega del Proyecto de Vivienda Sauces II, que hace parte de la reconstrucción de la capital del departamento del Putumayo.

Los subsidios otorgados a los damnificados de manera provisional, han sobrepasado la fecha prevista inicialmente (15 meses), que fue la proyección que se realizó sobre entrega del proyecto en septiembre de 2019.

La anterior situación generó pagos adicionales por concepto de subsidios de arriendo a los beneficiarios por un valor superior a los 5.748 millones de pesos ($5.748.316.667), correspondiente al desembolso de 8.146 apoyos en el periodo comprendido del 6 de septiembre de 2019 (fecha prevista inicialmente para la terminación del proyecto) al 19 de marzo de 2022.

El pasado 31 de julio se cumplió la fecha de terminación de la fase de obra de este proyecto de vivienda.

En su investigación, la Contraloría encontró 13 hallazgos con incidencias administrativas respecto de los recursos destinados a la construcción del Hospital José María Hernández de Mocoa, que serán trasladados a la Procuraduría General de la Nación para la investigación correspondiente.

De estos hallazgos, tres tienen solicitud de inicio de indagación preliminar y uno alcance fiscal por más de 272 millones.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos