Pasar al contenido principal
CERRAR

Una norma de 1993 pone en duda la designación de César Ferrari como director del DNP

Hasta el momento, el equipo del presidente Gustavo Petro no se ha referido al futuro del director Ferrari por cuenta de su nacionalidad.
María Kamila Delgado

El presidente Gustavo Petro designó la semana pasada al peruano de nacimiento César Ferrari como director del Departamento Nacional de Planeación, sin embargo, por cuenta de la ley 43 de 1993 podría enredarse su posesión.

La norma establece que colombianos por adopción no pueden acceder a cargos públicos como presidente o vicepresidente de la República, así como ser senadores, magistrados de la Corte Constitucional, Corte Suprema de Justicia, Consejo Superior de Judicatura, entre otros.

El designado director del DNP, César Ferrari, tiene tres nacionalidades: es peruano por nacimiento, italiano por sus padres y colombiano por adopción, es decir, que obtuvo la ciudadanía tras vivir por varios años en Colombia.

Frente a lo anterior, la ley consigna, “Los nacionales colombianos por adopción que tengan doble nacionalidad, no podrán acceder al desempeño de las siguientes funciones o cargos públicos…ministros y directores de Departamentos Administrativos”.

Así las cosas, el abogado constitucionalista Juan Manuel Charry dijo a Radio Nacional que la ley es clara.

“Si la persona nominada para ser director del Departamento Nacional de Planeación está en esa condición de nacional por adopción, pues no podría posesionarse en el cargo porque estaría eventualmente desconociendo esa limitación legal”, explicó el jurista.

Hasta el momento, el equipo del presidente Gustavo Petro no se ha referido al futuro del director Ferrari por cuenta de su nacionalidad.

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos