Pasar al contenido principal
CERRAR

Rocío Granja, más de 30 años defendiendo los derechos de las víctimas de desaparición forzada en Nariño

El dolor que aún guarda desde 1992, cuando su esposo salió en una misión militar y nunca más regresó, es el combustible que la inspira día a día a trabajar por los derechos de las víctimas.
Rocío Granja defensora derechos de las víctimas de desaparición forzada en Nariño
Paz
Fotos: Corporación Ocho de Marzo
Jhon Néstor Vivas.

Un 22 de noviembre de 1964, hace 57 años, nació en la ciudad de Pasto Rocío De Fátima Granja Moncayo, una mujer valiente, lideresa social y defensora de los derechos humanos. Rocío es una madre apasionada por la escritura, la pintura y por realizar acciones en pro del bienestar de su comunidad.

A lo largo de su vida ha tenido que enfrentarse con difíciles situaciones, como la desaparición de su esposo en el año de 1992, hecho que la marcó e influyó en su decisión de luchar por la reivindicación de los derechos humanos.

El dolor que aún guarda desde 1992, cuando su esposo Guillermo William Riscos salió en una misión militar al Bajo Patía y nunca más regresó, es el combustible que la inspira día a día a reclamar y trabajar por los derechos de las víctimas de desaparición forzada, en Nariño.

Actualmente, es la representante de la Asociación de Desarrollo Integral de Víctimas regional Nariño (ADIV), hace parte de la Mesa Municipal de Víctimas, de la Mesa Departamental de Víctimas de Desaparición Forzada-Gobernación de Nariño, de la Red Colombiana de Familiares de Personas dadas por Desaparecidas, del Concejo municipal de Paz y de la Red de Organizaciones de Mujeres Defensoras de derechos Humanos de Nariño.

Rocío granja
Foto: Corporación Ocho de Marzo

Siempre comprometida con su lucha, Rocío hace incidencia visibilizando esta problemática, contribuyendo para que nadie vuelva a sufrir el flagelo de la desaparición forzada y trabajando para reivindicar los derechos de las víctimas que ella representa.

Rocío se ha empoderado y ha fortalecido su liderazgo, “en juntanza abanderemos procesos para que como mujeres salgamos adelante y seamos capaces de transformar la sociedad”, afirma.


Te puede interesar: El reencuentro de personas desaparecidas: la esperanza para otras víctimas


Este empoderamiento de ella y de las cientos de mujeres lideresas y defensoras de derechos humanos en el departamento se ha fortalecido gracias a procesos liderados por instituciones, ONG's  y la ciudadanía: como la iniciativa 'Prodefensoras', liderada por ONU Mujeres que busca brindar las garantías para lideresas y defensoras en el ejercicio de promoción y defensa de los derechos humanos en Nariño.

Rocío centra su lucha en la reconstrucción del tejido social que fue quebrantado durante el conflicto, generando acciones de memoria histórica que permiten visibilizar a las víctimas y así avanzar en la reparación y en la garantía de no repetición.

“Gracias a mi proceso de liderazgo he aprendido a amarme, cuidarme y a descubrir que tengo muchos valores como mujer, he sido capaz de dar amor, respeto y me he aceptado a mí misma y a los otros”.

En Nariño se han identificado 664 personas dadas por desaparecidas, según los datos de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD) y trabaja para poder ubicar o identificar a las víctimas.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas en Nariño se han realizado foros, conversatorios y una serie de actividades de sensibilización con un objetivo claro. 


También puedes leer: El doctor Jairo, 22 años de su desaparición y un duelo inconcluso


Así lo afirma el secretario de Gobierno de Nariño, Amílcar Pantoja: “son dolorosos, pero también siembran la esperanza de que las nuevas generaciones conozcan y sepan que eso no debe repetir y por eso hay que aportar por la paz total, como ha convocado el Presidente de la República y desde el gobierno departamental el hemos dicho sí: Nariño debe ser el pilotaje de paz total”.

Rocío Granja invita a todas las víctimas del conflicto a arroparse las unas con las otras, a luchar a pesar de las dificultades que se representen en el diario vivir.

“Si unidas trabajamos por un bien común, lograremos que nuestra voz sea firme, decisoria y fuerte, así alcanzaremos nuestras metas con éxito, compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia, unidas somos más”.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos