Pasar al contenido principal
CERRAR

El reencuentro de personas desaparecidas: la esperanza para otras víctimas

Dos familias colombianas que nunca desfallecieron en la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos en el marco del conflicto armado pudieron aliviar en algo su dolor al encontrarlos con vida.
Día Internacional de los Desaparecidos
Paz
Foto: Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas
Yaneth Jiménez Mayorga

De acuerdo con Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, desde que existe la entidad se han logrado encontrar ocho (8) personas desaparecidas con vida. Una cifra muy pequeña comparada con las dimensiones de este flagelo en Colombia. 

No obstante, “es muy importante que en medio de un mito que se tiene alrededor de la búsqueda de las personas desaparecidas -de que solo las vamos a encontrar muertas-, la Unidad de Búsqueda pueda avanzar en una propuesta metodológica, planificada, estratégica y sistemática a través de los Planes Regionales, para que podamos estructurar una investigación que nos permita hallar personas con vida”, señaló. 

Estos son dos de los casos de reencuentros recientes: 

Veintidós años de espera

“Estar aquí es un motivo de mucha alegría, de mucha paz interior, hoy voy a dormir mejor porque sé que ya con esto voy a reivindicar muchas cosas en mi vida”, dijo Darío* al reencontrarse con su hermano Julio*, luego de 22 años de su desaparición en el año 2000,cuando hombres armados lo obligaron a subir a un camión, junto a otros jóvenes del municipio de San Antonio, en el sur del departamento del Tolima. 

La incertidumbre y nervios que hasta antes del encuentro acompañaron a Julio* pronto se convirtieron en un abrazo profundo, lágrimas y sonrisas, al confirmar que el hombre que lo  esperaba en un salón en un lugar de Bogotá, efectivamente era su “hermanito”. 

“Para mí es una felicidad muy grande después de 22 años de no saber nada de mi hermano. Cuando me dijeron que lo habían encontrado, yo no creía de a mucho. Me hacía muchas preguntas, decía sí será o no será mi hermano, no sé qué reacción vaya a tomar. Uno se monta muchas películas en la cabeza, pero hoy soy feliz con mi hermano y sé que no nos vamos a volver a desaparecer confiando en Dios”, afirmó Julio. 

Hermanos se reencuentran luego de 22 años

 

También te puede interesar: “El paramilitarismo no solo es un actor armado, sino un entramado de intereses y alianzas”: Comisión de la Verdad

Este reencuentro fue posible en gran medida a la madre de Julio y Darío, quien el 5 de octubre de 2021, luego de una jornada pedagógica que realizara la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas- UBPD- en San Antonio (Tolima), la mujer presentara la solicitud formal de búsqueda a la entidad. 

Así, en desarrollo de una investigación extrajudicial, con el apoyo de la Registraduría Municipal, un equipo interdisciplinario de la UBPD encontró a finales de octubre las primeras pistas que condujeron en pocos meses a establecer con certeza que Darío era el hermano de Julio. 

De acuerdo con Darío este reencuentro se da también gracias al Acuerdo de Paz firmado entre el gobierno colombiano y las Farc-EP: “Eso alivió muchas cargas. Si esa gente hubiera estado activa en el momento, esto no hubiera pasado. Al ellos desactivarse, hay esperanzas no solamente para uno, sino para muchos que yo sé que en el momento quisieran también ver a un familiar, porque sé que están perdidos como yo”, dijo. 

Palabras que se sumaron a las expresadas por Julio al manifestar su agradecimiento a la UBPD, “porque si no hubiera sido por ella, no habría sabido nada de mi hermano. Además, si no fuera por el Acuerdo de Paz no estaríamos donde estamos. Gracias a Dios estamos libres para movernos para donde podamos movilizarnos”, apuntó. 

Nunca desfallecer 

Durante cerca de 23 años, César*, un humilde campesino de 71 años, estuvo buscando a su hija Laura*, reclutada forzadamente y desaparecida por un actor actor armado en Mesetas, departamento del Meta en 1999, luego de que su mamá le pidiera comprar algo en la tienda. En el camino, ella y 30 jóvenes más fueron obligados por hombres armados a subir a un camión. Desde entonces, su familia no había vuelto a saber de ella. 

Ante la insistencia de establecer contacto con los responsables del hecho, la familia fue amenazada con llevarse a las hermanas menores de Laura, lo que los obligó a  desplazarse a Villavicencio, y a evitar indagar más sobre su paradero. No obstante, dos años después, en 2001, César regresó a Mesetas a insistir en la búsqueda de su hija, quien al momento de su desaparición tenía una bebé de tres años; sin embargo, la respuesta que obtuvo fue devastadora: según los vecinos, Laura había muerto. 

Pese a la noticia, el padre presentía que Laura seguía con vida y continuó la búsqueda, también como parte de una promesa que le había hecho a su esposa y madre de Laura, quien falleció en el 2006. Según contó Laura después, al dejar las filas de la guerrilla, ella había ido a Mesetas a buscar a sus familiares, pero les dijeron que habían sido desplazados bajo amenazas, y que era posible que estuvieran en Villavicencio, información que la condujo a recorrer las calles de ciudad buscándolos sin obtener su objetivo. 

Los años seguían pasando sin respuestas, hasta que César, luego de intentar infructuosamente por todos los medios, en diciembre de 2021 presentó una solicitud formal de búsqueda a la UBPD, la cual investigó, revisó, clasificó información y cotejó fuentes durante siete meses.  


Lee aquí: ¿Qué dice el Informe final de la Comisión de la Verdad sobre violaciones a los DDHH durante el conflicto?

Reencuentro personas desaparecidas Meta

De acuerdo con la UBPD, el equipo encargado del caso logró ubicar en el centro del país a una persona que por su edad y características podría corresponder a Laura; luego de varios intentos por establecer un contacto directo con ella para realizar algunas pruebas, ella accedió y finalmente, el 17 de mayo de 2022, se dio el encuentro con la entidad, al término del cual aceptó someterse a la toma de huellas dactilares para analizar si ella era la persona que la familia buscaba.    

El resultado: positivo. Efectivamente, Laura era esa hija que por tantos años César había buscado sin desfallecer. Luego de unos días, finalmente llegó el tan anhelado reencuentro, el momento de los abrazos, de la alegría, de las lágrimas, el momento de la esperanza por rehacer los lazos de una familia que nunca bajó los brazos. 

“Para mi la Unidad de Búsqueda fue de mucha ayuda, de mucho apoyo, conté con el acompañamiento para volverme a encontrar con mi familia. Yo invito a todas las familias que tienen sus seres queridos desaparecidos que no dejen de buscarlos, que busquen ayuda como lo es la Unidad de Búsqueda. Con ellos y con su familia van a encontrarlos, vivos o muertos”, afirmó Laura. 

Recuperar a mi hija, dijo emocionado César,  “es como si me hubiera ganado una lotería, en realidad es una lotería porque encontrar a una familia que esté perdida, en tantos años, desaparecida, sin tener ninguna noticia de ella y encontrarla así como la encontré en el día de hoy, en este sitio, para mí fue una cosa muy satisfactoria”. 

*Los nombres fueron cambiados por solicitud de las víctimas

¿Qué es y qué hace la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas?

- La UBPD es una entidad extrajudicial y humanitaria, autónoma e independiente dentro del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, conocido como Sistema Integral para la Paz, del que también hacen parte la Jurisdicción Especial para la Paz y la Comisión de la Verdad.  

-La UBPD fue convenida mediante el ‘Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera’, firmado por el Estado colombiano y las Farc-Ep el 24 de noviembre de 2016, en respuesta a la exigencia de los familiares de las personas desaparecidas y las organizaciones civiles que participaron en los diálogos de paz en La Habana (Cuba).

-La Unidad tiene como objetivo dirigir, coordinar y contribuir a la implementación de las acciones humanitarias de búsqueda y localización de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado que se encuentren con vida y, en los casos de fallecimiento, cuando sea posible, la recuperación, identificación y entrega digna de cuerpos.

-Son de su competencia las desapariciones ocurridas antes del primero de diciembre de 2016 en las siguientes circunstancias: 

  • Desaparición forzada.
  • Secuestro.
  • Reclutamiento ilícito.
  • Durante las hostilidades: combatientes, tanto regulares (miembros de la Fuerza Pública) como irregulares (miembros de grupos armados al margen de la ley).

-El carácter extrajudicial significa que la UBPD no atribuye responsabilidades ni busca perseguir el delito.  

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos