Pasar al contenido principal
CERRAR

Falleció Miguel Durán, baluarte del acordeón sabanero

Algunas de las canciones popularizadas por Miguel Durán fueron “Curandera”, “Todo el mundo sufre”, “La vuelta al mundo” y “La Morrocoya”.
Radio Nacional de Colombia

Luego de permanecer varios días interno en la unidad de cuidados intensivos en una clínica de Sincelejo por un cuadro severo de neumonía, falleció en la tarde del jueves 29 de septiembre el acordeonero y cantante Miguel Antonio Durán Olaya, conocido como el “Pollo Caucano” por haber nacido en Caucasia, Antioquia, hacia 85 años.

Algunos meses atrás, el ejecutante de acordeón de estilo sabanero había perdió a su esposa y a su hijo, el también músico Miguel Durán Jr. (compositor de “La camisa rayá”) a consecuencia del Covid-19.

Dedicado en su adolescencia a la siembra y venta de arroz en zonas rurales de Sincelejo, a sus 18 años compró su primer acordeón. Con él empezó a improvisar al son de la influencia de la música de Abel Antonio Villa, Luis Enrique Martínez y Alejo Durán, de quien era familiar.

El fracaso comercial con su primer disco para la disquera Fuentes, a mediados de la década del 60, lo llevó a retirarse un par de años. Pero de regreso, como artista del sello Victoria, reinició una carrera que lo llevó a grabar al menos 45 trabajos discográficos. Durán fue rey sabanero del acordeón en 1983 y creador del ritmo chiquilero.

Algunas de las canciones popularizadas por Miguel Durán fueron “Curandera”, “Todo el mundo sufre”, “La vuelta al mundo”, “La Morrocoya”, “Los viejos estamos de moda”!, “Rico de corazón”, “La castigada”, “El viejo sinvergüenza”, “La matica de ciriguaya” y “Pena sobre pena”.

A Miguel Duran le sobreviven ocho hijos, dos hombres y seis mujeres, dedicados varios de ellos a la música.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos