Pasar al contenido principal
CERRAR

¡Salsa colombiana! Canciones para bailar, reflexionar y controvertir

Un fenómeno sonoro continental que además de incitar a las furibundas parejas bailarinas, invitaba a la reflexión y a la controversia política.
Luis Daniel Vega

Los orígenes de la salsa en Colombia se pueden situar a finales de la década de los años cincuenta cuando la Orquesta Sonolux, los combos de Lucho Bermúdez, Pacho Galán y Alex Tovar, además de La Sonora Tropical de César Pompeyo, interpretaron con gracia y tino guarachas, sones, danzones y mambos, entre otros ritmos del Gran Caribe.

A partir de los años sesenta, cuando el término “salsa” ya se había acuñado en los grandes circuitos de música popular, Colombia no fue ajena a un fenómeno sonoro continental que además de incitar a las furibundas parejas bailarinas, invitaba a la reflexión y a la controversia política.

Presente en buena porción de la geografía nacional, la salsa nacional ha tenido un capítulo definitivo en Cali, cuya Secretaría de Cultura logró declarar el pasado 25 de julio a la salsa caleña como Patrimonio Inmaterial de la Nación.

A propósito de la circunstancia, le preguntamos a una comunicadora, a una editora, a un investigador y a un músico, cuáles son esas canciones colombianas del género que hacen parte de la banda sonora esencial de sus vidas.

¡Zúmbale!

Juliana Velasco: Feminista salsera, musicómana y rumbera. Fundadora de Quimbombó, editorial responsable de la edición del ‘Diccionario salsero’.

“Tienes que quererme” - Chico Cervantes y su Conjunto Internacional

«Canción insignia de Magangué, Bolívar, gracias a que fue compuesta por el bajista Jesús María Leal y popularizada por la orquesta de Chico Cervantes, dos hijos de ese municipio. Es una canción que me recuerda las fiestas que hacían y frecuentaban mis papás y me llena de la felicidad que siento cuando estoy en compañía de mi familia».

“Todo de ti” - Joe Arroyo y su Orquesta La Verdad

«Incluida en el disco ‘En acción’ (1989), la destaco entre los éxitos que dejó esta producción porque la letra es de desamor, pero con el arreglo musical es imposible contener el impulso de bailar. La fuerza en los vientos de este tema es implacable».

“Cicatrices” - Grupo Niche

«Soy fan declarada de toda la carrera del Grupo Niche y las canciones interpretadas por Jairo Varela siempre me han conmovido; “Cicatrices” es una de ellas. Incluida en el disco ‘Triunfo’ (1985), es un tema de largo aliento que habla del racismo y que tiene unos cambios musicales sorprendentes. Una joya poco conocida de la legendaria agrupación».


Te puede interesar: Una década sin el maestro Jairo Varela

“Ins Rock” - Julián y su Combo

«Julián Angulo, uno de los precursores del sonido salsero en el Pacífico colombiano, grabó su primer álbum, ‘Noche de fiesta’ (1975), con arreglos de Alfredo Linares. Allí se incluyó este tema con un ritmo al que el cuerpo pocas veces puede resistirse: una mezcla entre mambo y funk con guitarra eléctrica hacen de que esta canción resalte en un disco emblemático».

“El drama” - Las Guaracheras

«Las Guaracheras es un septeto caleño de mujeres que nació en el año 2017. “El drama”, que aparece en ‘Seis pal mundo en vivo’, su más reciente EP, describe la constante situación que atravesamos las mujeres ante el escrutinio permanente del público y las redes sociales. Al final hay un mensaje muy claro: ¡solo nosotras decidimos ser y vivir como queramos!».

Diego Aranda: Periodista, coleccionista y pinchadiscos. Productor General en Latina Stereo.

“Digo yo”- Grupo Niche

«El orgullo ante la indiferencia es el eje central de esta letra de Jairo Varela que aflora al momento de sentirnos despreciados o, dicho en la terminología actual, ‘ninguneados’, en diferentes situaciones. Una respuesta en tono de protesta y con acento chocoano que nos ubica triunfalmente ante la negativa de un favor, la mala cara ante nuestra presencia, o la malquerencia y la no querencia a la que ripostamos con no “encenderle velas”; no rendir pleitesía».

“El chance”- Siguarajazz Orquesta

«Cantada por Nicky García, esta canción habla de negociar a la suerte en la modalidad del ‘todo o nada’. Un hombre común, endeudado y sin un peso en el bolsillo, decide ir a jugar chance para ver si su destino cambia. Mientras andamos presurosos al llegar a la ventanilla de las apuestas, con el permanente resultado de un número diametralmente opuesto al jugado, la destrucción del recibo que se apretaba con ilusión y la promesa de no volver a apostar».


Conoce aquí: Siete episodios imperdibles de podcast sobre salsa

“La vida va”- Joe Arroyo y La Verdad

«La ruta se camina, es el deber. “El mundo y la vida son dos cosas que van unidas”, reza con sencilla filosofía la letra de Freddy Pérez que fluye en las cuerdas aún claras y limpias del Joe, quien la grabó en 1981 para disco ‘Arroyando’. De hecho, se configura una triada existencialista entre la vida, el mundo y el amor, elementos de los que nos creemos dueños: vagamos por el mundo con ese precepto sin contar con los momentos de pérdida».

“Son del tren- Fruko y sus Tesos

En alusión a la guitarra flamenca, Mariano Sepúlveda en el tres y el piano de Juancho Vargas se unen a coro para esta obertura que irremediablemente remite a los albores de la década de los ochenta, las memorias de la emisora Mil Veinte o Radio 24 en la banda A. M. de una Bogotá que aceptaba los ritmos tropicales en esta zona secundaria de la radio. Jorge Gaviria y su trompeta se hacen ibéricos, jondos y gitanos para transportar la letra de Rita Fernández que adquiere la autenticidad necesaria en la deliciosamente carrasposa y sonera voz de Wilson Saoko. Somos viajeros en el tren de la vida, que va al son de los rieles del destino. En medio de miles de aventuras sonreímos (y lloramos) con las condenas a cuestas y la esperanza llena de escasez, pero con sabor.

“Desengaños de la vida- Orquesta Alma Latina

«Grabada en Nueva York, “Desengaños de la vida” contó con el piano de Ronald Acevedo, la letra del corista dominicano, la dirección del timbalero barranquillero Jairo Guzmán y la voz de Osvaldo Enrique Guardo Ramos, mejor conocido como Miki Guardo o Michie Boogaloo, cantante de voz auténtica, cálida, sonera y sabanera, parida en las estribaciones de María La Baja y reencontrada por momentos en grabaciones de La Protesta de Colombia o la Orquesta Tabú. Y es esta voz la que ofrece en sus tonalidades el sustento de la vivencia realista que nos empuja a no creer plenamente en los momentos felices. En vista de ellos, la desconfianza se hace escudo y el sexto sentido se cultiva para nuestro cuidado».

 

Diana Hincapié Ordoñez: Comunicadora social, gestora cultural e investigadora musical. Directora de Cultura Siguaraya.

“Ámame”- Los Maraqueros

«Esta canción, compuesta por el puertorriqueño Fausto Delgado, me recuerda a las fiestas familiares y al amor de juventud. Conocí a Los Maraqueros en un concierto aquí en Cali en el 2010, aún no me picaba el bicho de la melomanía (mi relación con la música inició con el baile) así que estaba convencida de que este grupo era cubano. Ya estando en el show, la cantante María Margarita Pinillos, conocida como Arabella, reveló que ella y su compañero nacieron en Bogotá».

“Para mi sultana”- Clandeskina

«Compuesta por Harold Aguirre y arreglada por Joseph Arango, “Para mi sultana” tiene dos cosas que me mueven: su sonoridad y su letra escrita en décimas. Esta manera de escribir la reconocí cuando me acerqué al son jarocho. Allí comprendí esa métrica que recorre las músicas de nuestra Latinoamérica».

“Ins Rock”- Julián y su Combo

«La escuché por primera vez en una fiesta aguaelulera en el 2019. Los primeros compases hicieron que me parara de inmediato para identificar qué era lo que sonaba. El DJ me compartió la carátula de un álbum titulado ‘Noche de fiesta’. Desde ese momento el guitarrista guapireño Julián Ángulo Ponce se convirtió en un mundo nuevo por descubrir».

“Mi herencia”- Guayacán

«La voz de María del Carmen Alvarado me hace imaginar que soy esa mujer con esa herencia de la que habla la letra. Aunque mi mamá no era bailarina, ni mi papá bongosero, desde niña sí fui rumbera. Quiero imaginarme que dentro de mí hay una herencia que arrastra una historia que aún no conozco, pero que la siento en mi cuerpo cada vez que suena un buen tema como este de Octavio Panesso».


Lee aquí: Roberto Roena, ‘El señor bongó’ de la salsa

“Sin Sentimiento”- Pa lante Orquesta

«El bandoneón sonando al inicio me transporta a Buenos Aires, Argentina, lugar donde me conecté con la música, con la salsa y con orquestas como esta que, conformada por jóvenes de diversas nacionalidades, impulsaron un movimiento musical y cultural que hizo historia en ese pedacito del sur del continente».

 

Jaime Rodríguez: Músico, investigador musical y productor radial. Trombonista y fundador de La Conmoción Orquesta.

“Solo un cariño”- Grupo Niche

«Son muchísimas las canciones del Grupo Niche que podría incluir en un listado de favoritos. Hoy escojo este, uno de los primeros recuerdos que tengo de la salsa en mi adolescencia. Grabado en el álbum ‘No hay quinto malo’ (1984), no fue tan popular como “Cali pachanguero”, que viene en el mismo trabajo, pero alcanzó cierta figuración en la radio por aquellos años 80. Inconfundible la voz de Moncho Santana, e inolvidable el solo de piano de Nicolás Cristancho, mejor conocido como Macabí».

“Dime qué pasó”- Latin Brothers

«Esta fue la primera canción salsera que toqué, o al menos traté de tocar. Sucedió en 1987 durante la clase de música del colegio. Una tarea fue hacer un montaje por grupos de alguna canción, yo propuse esa y así con flautas dulces y sin mayor idea de hacer un arreglo o una transcripción, la presentamos en clase. La canta originalmente el cartagenero Joseíto Martínez y tuvo una amplia difusión en aquella segunda mitad de los años 80».

“Por ti no moriré”- Joe Arroyo

«Proveniente del exitosísimo álbum ‘Fuego en mi mente’, esta canción también me trae recuerdos del final de la adolescencia. El disco fue publicado en 1988 y tuvo cierta presencia en la radio, que por aquel entonces era el único medio que tenía a mi alcance para conocer la música en calidad de incipiente salsero. Sabroso el solo de piano de Chelito de Castro, como todos los que dejó plasmados con la Orquesta La Verdad».

“Romper la cadena”- Yuri Buenaventura

«Descubrir a Yuri Buenaventura a mediados de los 90 fue algo muy especial para quienes añorábamos que en Colombia surgiera alguien que asumiera en sus letras las problemáticas sociales. “Romper la cadena” es mi canción favorita del álbum con el que el cantante debutó en 1996. Tuve la oportunidad de entrevistarlo un par de veces y siempre me causó una grata impresión. Últimamente quizá ha decepcionado a quienes han seguido su carrera, dadas sus recientes simpatías políticas».

“Solo palabras”- Conmoción Orquesta

«Fui parte de esta grabación en calidad de fundador y trombonista de la Conmoción Orquesta. Se publicó en 2006 en medio del “boom” salsero bogotano, que permitió el surgimiento de muchas orquestas en la capital, como La 33, La Real Charanga, Calambuco y Kimbawe, entre muchas otras. Fue una época maravillosa que aún muchas personas añoramos».

 

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos