Pasar al contenido principal
CERRAR

Las playas del Urabá antioqueño: un paraíso ecológico, una potencia turística

El Urabá antioqueño se proyecta como destino turístico del país, las bondades de su clima y los atractivos naturales lo hacen un lugar atractivo para propios y visitantes.
Karla Giraldo

Recientemente, el mar de Antioquia está dando de que hablar. Campañas como ‘Antioquia tiene mar’ de la Gobernación de Antioquia, dan cuenta del empeño de algunos mandatarios y comerciantes por ‘vender’ de la mejor forma la imagen del mar de Urabá, una figura que viene ganando terreno en los últimos años, gracias a las bondades de la región. Allí, las ensenadas, los volcanes, el mar dulce y kilómetros de playas, ofrecen a propios y visitantes un atractivo donde lo ecológico toma mayo relevancia.

Los sedimentos naturales saturan las playas de Urabá, solo el río Atrato que desemboca cerca a las costas urabenses arroja 11,26 millones de toneladas de sedimentos al año, algo que obliga a líderes y comerciantes, como Juan Carlos Santamaría, a tomar acciones diarias para mantener las playas limpias.

“Hemos hechos también campañas para que visitantes y propios nos colaboren con la parte de las basuras, campañas también para hacer la separación en la fuente”, indicó el líder.

El Urabá antioqueño tiene características especiales. De acuerdo con Ana Teresa ramos, comerciante de Necoclí, los colonos trabajan para promover un turismo responsable y que sea amigable con el medio ambiente.

“Somos el único municipio que tiene 114 volcanes, tenemos 95 kilómetros de playa, tenemos tres ensenadas, las cuales consideramos de gran importancia por ser cunas de peces y por donde pasan más de tres mil aves migratorias”, puntualizó la comerciante.


También te puede interesar: Vida submarina, el pulmón del planeta que se cuida en el Urabá antioqueño


El turismo responsable tiene en cuenta los efectos actuales y futuros, así como los económicos sociales y ambientales. Lorena León es una líder que adelanta acciones de paisajismo en las vías que comunican la zona urbana con las playas, “entonces hemos realizado eventos como la limpieza del manglar, limpieza de playas y hace poco realizamos la segunda versión de ‘Necoclí multicolor’, que lo que busca es plasmar en los murales de las diferentes casas las especies nativas que tenemos en Necoclí”, señaló la líder.

Las acciones de limpieza en las playas de Necoclí son constantes, los acopios de basuras para la separación y selección de las mismas facilitan el reciclaje en esta región.

“Tenemos docenas de canastos y recipientes dispuestos por los comerciantes a lo largo de las playas; campañas acompañadas de avisos y señales que invitan a mantener limpio el lugar y a respetar el medio ambiente”, indicó Juan Carlos Santa María, uno de los comerciantes de la zona.

Una característica que tienen los habitantes del Golfo de Urabá es la capacidad de organización, allí diferentes asociaciones trabajan por mantener un equilibrio entre el comercio y el medio ambiente, estrategias que buscan la responsabilidad con los ecosistemas que se debe tener a través del turismo y otras prácticas que comprometen la vida submarina como la pesca responsable y el cuidado de los manglares.

Colombia tiene claro su compromiso con los Objetivos del Desarrollo Sostenible, por eso proyecta entre el 2020 y 2030 prevenir y reducir significativamente la contaminación marina de todo tipo, así como proteger y restaurar los ecosistemas, también reglamentar la explotación pesquera. De otro lado, conservar al menos el 10% de las zonas costeras y marinas de conformidad con las leyes nacionales.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos