Pasar al contenido principal
CERRAR

Ikuri: artesanías y gastronomía del pueblo Uitoto en lo profundo del Caquetá

A través de las artesanías y la gastronomía la comunidad Muidomen en Florencia, Caquetá, busca preservar los saberes ancestrales del pueblo Uitoto.
Artesanías de Colombia
Tradiciones
Fotos: cortesía
Katerine Vargas

Soley Andrea Falla Safirecudo es una joven de 25 años perteneciente al pueblo indígena Uitoto. Convive junto a seis familias de la comunidad Muidomen en el asentamiento subnormal Troncal del Hacha en Florencia, Caquetá. Esta comunidad está integrada en total por 64 familias que habitan en diferentes sectores de la ciudad, pero son originarias del resguardo Puerto Sábalo – Los Monos, ubicado en el municipio de Solano, de donde se desplazaron hace 12 años como consecuencia del conflicto armado.

Soley, quien también estudia un técnico administrativo laboral, lidera junto a su madre Nilsa Safirecudo una iniciativa para preservar los saberes ancestrales de su pueblo, especialmente los relacionados con la cocina tradicional y las artesanías, pues consideran que vivir en un contexto urbano por fuera de su territorio de origen, ha llevado a la pérdida de las prácticas culturales, por eso buscan transmitirlas y atesorarlas como legado en las generaciones más jóvenes, para tejer las bases de sus identidades.

“Nos hemos proyectado a recuperar y fortalecer nuestra cultura y hacer visible nuestro arte: el tejido originario”, señala Soley.

Su emprendimiento se llama Artesanías Ikuri, y detrás de esta apuesta hay seis personas encargadas de elaborar artículos como bolsos, canastos, sombreros, individuales para comedor, entre otros, hechos de materias primas como el qmare, el bejuco y la paja, que en su mayoría son recolectadas en las montañas. Así mismo, en cuanto a la gastronomía típica, Soley reconoce que desde su emprendimiento ofrecen platos típicos como el cazabe, el pescado ahumado, el ají negro, la caguana, el almidón, entre otros.


También te puede interesar: ¡Toda una tradición! La iniciativa que rescata el arte indígena del Alto Putumayo


Foto

“Nosotros crecimos con una comida diferente, a la que en estos momentos ya nos estamos desacostumbrando. La idea es poder mantener nuestras recetas típicas, darlas a conocer y que a la vez esa sea una forma de ingresos para las familias indígenas que se encuentran en Florencia”, reconoció.

En este sentido, Soley y su familia tienen abierta la posibilidad de que las personas interesadas visiten la Maloka de la comunidad Muidomen para probar los sabores de la cocina étnica uitoto, cuya base fundamental es la yuca, y también para conocer la práctica del tejido ancestral. Además, señala que teniendo en cuenta las barreras de acceso al trabajo formal para la población indígena en Florencia, su emprendimiento se ha convertido en un medio para obtener ingresos que permitan cubrir ciertas necesidades.

También comercializan sus creaciones a través de redes sociales y en ferias de emprendimiento que organizan instituciones estatales.


Conoce aquí: Cuatro experiencias de turismo de naturaleza para conocer en Caquetá


Foto

Soley sueña con ver crecer Ikuri, generar más empleo para personas indígenas, ya que considera que, pese a que muchas conocen la práctica del tejido, no cuentan con recursos económicos para acceder a materiales. Otro de sus sueños es poder estudiar en la universidad y convertirse en una socióloga con enfoque en temas ambientales. Reconoce que en este momento una de las mayores dificultades que atraviesa su comunidad es no estar constituida legalmente como un resguardo, lo que impide que el acceso a los distintos programas y beneficios del Gobierno Nacional.

Ikuri

De acuerdo con Nilsa Safirecudo, Ikuri es una palabra en lengua Uitoto que significa “algo dulce”. Así que, quien compra sus artesanías, lleva la posibilidad de endulzar su hogar.

Visita aquí su página de Facebook y conoce todo el emprendimiento.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos