Pasar al contenido principal
CERRAR

“Con lo que escribo quiero conmover”: Yulieth Mora, Premio Nacional de Cuento La Cueva

Charlamos con la escritora bogotana, primera mujer en obtener el preciado galardón, quien nos habló de sus inicios, su obra y de lo que significa este reconocimiento.
Ella es Yulieth Mora, premio nacional de cuento La Cueva
Literatura
Foto: Cortesía.
Yaneth Jiménez Mayorga

Yulieth Mora Garzón es comunicadora Social- periodista, con una especialización en Creación Narrativa en la Universidad Central, tiene 29 años, de los cuales casi 10 dedicados a la literatura y la escritura creativa. Autora, entre otros, del libro ‘Movimientos Involuntarios’ de la editorial Milserifas y del libro de cuentos ‘La Mara’, de la Editorial de la Universidad Central, y recientemente ganadora del X Premio Nacional de Cuento de la Fundación La Cueva. Esto nos contó: 

¿Cómo y cuándo se da su encuentro con las letras? 

No podría hablar de un momento exacto. En mi caso tuvo mucho que ver mi familia, que es muy conversadora, con conversaciones plagadas de muchas historias de la casa, del pueblo, de la familia, y, desde siempre, eso me interesó y siempre quise preguntar más.  Luego, recién ingresé a la universidad, recuerdo haber escuchado a ‘Gabo’ en una visita de los reyes de España a Colombia contando su travesía, y me pareció chévere. Empecé a leer mucho y a tener mayor interés en la literatura, pensé que era algo que podría resultar. 

Di el primer paso escribiendo mi primer cuento, asistiendo a talleres de escritura y desde ahí no hubo vuelta atrás. 

libro

En ese camino, ha escrito géneros como poesía, novela, cuento, ¿alguno preferido? 

Transitar por ellos es una experimentación personal. A mí me interesa mucho la hibridación de los géneros, jugar con las estructuras. Creo que hay cuentos que tienen poesía, hay poesía que es narrativa. Además, soy periodista y lo que me gusta es narrar. Me interesa que en la narración, el lenguaje que utilizo sea más que bello. Contundente. Con lo que escribo quiero conmover a la gente. 

También creo que las historias te van pidiendo el género. A veces tengo una idea y digo esto es un poema, o más un cuento largo o un microcuento, me muevo por todos los géneros, no tengo uno favorito, aunque ahora sí estoy escribiendo más cuentos. 

¿Cómo fue el proceso de creación de ‘Qué te hizo apagar la luz y quedarte adentro’, el cuento ganador del concurso de La Cueva?

Fue un proceso largo. Es un cuento que empecé a escribir hace unos cinco años, fruto de una experiencia personal de una ruptura amorosa que se fue convirtiendo en un texto al que volvía muchas veces: para editarlo, revisarlo, leerlo, hasta que decidí terminarlo. Mientras seguía este proceso, escribí otros cuentos buscando que acompañaran ese cuento principal, lo que resultó en un librito que tenía el mismo título.  

Ese librito se lo compartí a la escritora argentina Lucía Vargas Caparroz y ella, que es muy generosa y muy buena lectora, me dijo, “a estos otros les falta trabajo, pero ese cuento central está listo, deberías moverlo”, y así tomé la decisión de enviarlo al concurso de La Cueva, un concurso que los escritores de cuento esperamos cada año con la esperanza de algún día ganarlo. Y sí, para sorpresa mía, recibí la noticia este año de que había ganado, siendo la primera mujer en ganarlo. 

Pero también ha sido finalista y ganadora, entre otros, del Concurso Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, el Concurso de Cuento Relata del Ministerio de Educación, y Premio Distrital de Cuento Ciudad de Bogotá…

Yo creo que para el escritor estos reconocimientos son alientos, actos para recuperar la fe en que lo que uno está haciendo pueda tener incidencia, pueda llegar a más públicos. Aunque yo no escribo para ganarme premios, escribo porque me surge y lo hago, no obstante, en ese camino van llegando los premios y el espaldarazo de unos jurados lectores de trayectoria que dicen esto vale la pena ser leído y que más personas lo lean. 

Uno de los temas que aborda con frecuencia es la homosexualidad, ¿por qué es tan importante en sus creaciones literarias?

Creo que ser una homosexual en Colombia es como una herida, y la manera como yo encuentro para atravesar esa herida es la literatura; en ese sentido, la homosexualidad para mí es un tema transversal e importante, entre otras, porque cuando empecé a leer no encontré tantos referentes hablando de ello, y sobre todo de relaciones homosexuales entre mujeres. En mis búsquedas sobre el tema tuve dificultades para encontrar autoras que los trataran. 

Además, porque mi literatura se fundamenta en ser muy honesta, en que lo que escribo sea genuino, pues yo no puedo hablar de otra cosa que no sea lo que me sucede también a mí como mujer homosexual en este país. Esto atraviesa y atravesará siempre mi literatura.  

libro

Este premio representa también un reconocimiento a las mujeres escritoras, pues los tres primeros lugares fueron para mujeres, ¿qué significa esto? 

Yo sacó varias conclusiones, una, por ejemplo, que cuando Santiago Gamboa lee nuestros perfiles se da cuenta de que somos mujeres con oficio en la escritura, con trayectoria, que esto no es causal; lo segundo, es que hay muchas mujeres disciplinadas haciendo literatura y participando en concursos, hay más confianza; lo otro que creo es que los jurados y los lectores están reconociendo otra visión del mundo, de lo que estamos escribiendo las mujeres, creo que los lectores están pidiendo esas nuevas miradas. 

Pero, sobre todo, para mí, que tengo dos sobrinas, es una forma de impulsar a las nuevas generaciones a que crean en que es posible. La escritura es un proceso de encontrarse una misma y ante el cual no deberíamos tener miedo de allanar los espacios de escritura y literatura con voces nuevas. Creo que esto demuestra que es importante quitarse el miedo de escribir, de ser leída, de ser publicada. Lo que es honesto y genuino es bello. 

¿Qué música escucha?  Para escribir, piano. 
Un libro: ‘Zona de obras’ de Leila Guerreiro. 
Una canción: Vuelos de Bersuit Vergarabat. 
Un color: azul.
Una palabra: Confía, que la tengo tatuada en mi mano derecha, con la que escribo. 
Una cosa que no has hecho y te gustaría hacer: Paracaidismo.
Qué le hace llorar: últimamente todo, sobre todo las injusticias.
Qué le hace reír: Mis sobrinas, los niños y sus ocurrencias. 

libro

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos