Pasar al contenido principal
CERRAR

Así se vivió la octava edición de 'Lectura Bajo los Árboles'

La literatura y el arte se tomaron el parque Brasil con actividades para toda la familia.
Así se vivió la octava edición de Lectura Bajo los Árboles | planes en Bogotá IDARTES
Literatura
Diana Leal
Diana Leal

El pasado 3 de septiembre el parque Brasil, ubicado en Teusaquillo, fue el escenario de uno de los encuentros más grandes de la literatura bogotana: ‘Lectura bajo los árboles’. De las 10:00 a.m. a las 05:00 p.m. los asistentes disfrutaron de una programación en torno al arte y la literatura.

"Esta fue una edición muy especial en el parque Brasil que fue un nuevo lugar para el evento. Queríamos traerlo a un parque de barrio con árboles como este y a una localidad tan especial como Teusaquillo, que es la localidad por excelencia de la actividad literaria en la ciudad", comenta Adriana Martínez, gerente de Literatura de Idartes.

El evento se desarrolló simultáneamente en cinco escenarios. Uno de ellos era la tarima, en donde hubo narraciones escénicas que reunieron a los asistentes en aquel punto central. Horas más tarde de Gira Colectivo llenó de música el festival, haciendo que los asistentes se conectaran con la esencia única de su performance bajo la lluvia.

Uno de los objetivos de este festival era llevar al parque el ambiente de la vida de barrio y los juegos tradicionales, esta cuota se cumplió en la ‘Zona de lectura al aire libre’, que ofreció un espacio adaptado con los juegos de la infancia de muchos bogotanos, como la tradicional rayuela que pone a prueba la agilidad y el equilibrio; ‘stop’ para poner a prueba la agilidad mental y la tradicional ‘coca’, que más de uno recuerda por los morados que le dejó en la mano en el intento por demostrar su destreza en el juego.

Justo al lado, el ‘Picnic literario’ fue ocupado por niños y adultos que se sentaron a leer bajo los árboles.


Te puede interesar:


El ‘Corredor literario’ fue también una de las zonas más concurridas, en él se encontraban stands ocupados por librerías de Teusaquillo que expusieron los mejores títulos de su colección con una notable presencia de libros infantiles.

Así mismo, había un stand de Bogotá en 100 Palabras, en el que las personas interesadas en el concurso podían hacer sus preguntas y postular sus cuentos y al lado un espacio de ‘Libros al viento’, donde los asistentes podían ir y reclamar pequeños libros de circulación gratuita.

También hubo un espacio dedicado a ofrecer talleres a asistentes de todas las edades, en este mismo espacio se realizaron lecturas con voceros de la Comisión de la Verdad del libro 'La fuerza de esta voz', de esta manera la comunidad se reunió para leer los relatos sobre cómo el conflicto armado cambió la vida de muchas familias en los territorios, para luego comentar al respecto.

Esta actividad en concreto se destacó por la participación de niños que se cuestionaban sobre las situaciones descritas en el libro.

Foto 2

La jornada cerró con broche de oro con una lectura de poemas que hacía parte de las XIV Jornadas de Poesía Ciudad de Bogotá, en el cual se hizo un homenaje al poeta Juan Manuel Rocha, quien también estuvo allí presente, y que contó con la participación de poetas como la colombiana Camila Charry, los mexicanos Margarito Cuellar y Ofelia Pérez, y la italiana Zingonia Zingone.

Todos dentro de su selección de poemas incluyeron algunos versos que tenían que ver con los árboles, a modo de corresponder a la temática del festival.

Sin duda alguna, el éxito de ‘Lectura bajo los árboles’ estuvo en la gran acogida de la comunidad, pues, más que la mera participación en las actividades propuestas, hubo una verdadera apropiación del espacio y el material disponible para la actividad, ni siquiera la lluvia fue un impedimento para involucrarse con el festival, lo que da muestra de la estrecha relación que tienen los bogotanos con la literatura y el compromiso que hay para transmitirla a los más pequeños.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos