Pasar al contenido principal
CERRAR

El arte como medio de resiliencia en el barrio Nelson Mandela de Cartagena

A través de las artes plásticas con el proyecto ‘En-cueros’, la comunidad del barrio Nelson Mandela busca reconstruir el imaginario de esta zona golpeada por el conflicto armado.
El arte como medio de resiliencia en el barrio Nelson Mandela de Cartagena
Arte
Foto: cortesía.
José Donado

En el barrio Nelson Mandela, al sur de Cartagena, nació el proyecto En-Cueros, una iniciativa liderada por el artista plástico Dayro Carrasquilla, de la mano de líderes sociales y jóvenes estudiantes de tres instituciones educativas de este sector. Ellos buscan reconstruir el imaginario de esta comunidad azotada por el conflicto armado, a finales de los años 90 y la primera década del 2000, construyendo un mensaje desde el arte para pedir la reparación colectiva que tanto han buscado ante el Estado.

"Llegué en 2006 a Nelson Mandela, porque en mi familia no podíamos estar pagando un arriendo en el Nuevo Bosque o Zaragocilla, otros barrios de Cartagena. Mandela era en ese entonces una tierra muy rural, una tierra negra, como en Plato (Magdalena), a donde me llevaron cuando tenía un año", relata Dayro.

Es entonces cuando empieza a descubrir ese barrio, donde era evidente la carencia de servicios públicos, pero eso no se comparaba con lo que estaba por vivir con la llegada de grupos armados que sembraron una década de terror, temor, hostigamiento y muerte entre los habitantes de Nelson Mandela, algo que no vivió en el casco urbano del pueblo donde pasó su niñez.

‘En-Cueros’ es exponerse

Dayro y otros líderes sociales de Nelson Mandela, como Gladis Montes, Jhon Rojas y Luz Estela Martínez, se dieron cuenta de que gran parte de las nuevas generaciones del barrio desconocen todo lo que se vivió en el pasado, por eso consideraron la necesidad de construir 'En-Cueros'.

Barrio Nelson Mandela Cartagena
Foto: cortesía.

El proyecto se puso en marcha como laboratorio en tres instituciones educativas de la zona: Jesús Maestro, Colegio Salvador sede Las Colinas y Colegio Colombo Holandés con jóvenes de grado décimo y once, 20 estudiantes por cada institución para un total de 60. Fue entonces cuando los líderes sociales y mediadores de arte se idearon tres etapas para este proyecto con los jóvenes: sensibilización, confrontación y creación.

En la sensibilización, los mediadores de arte empezaron a planificar los ejes temáticos y llegaron a la conclusión de que había que crear tres casas de exhibición, en las cuales se iban a presentar las obras de Dayro Carrasquilla.

La Casa de la Memoria, donde se iban a encontrar obras que hacían referencia a episodios violentos que se vivieron en Nelson Mandela.

La Casa de la Reconciliación, donde se observarían obras relacionadas con el papel de los líderes sociales, junto a la misma comunidad, para llegar a esa armonía y respeto mutuo.

La Casa de la No Repetición, para exhibir obras relacionadas con la no indiferencia frente al dolor ajeno, vivir el dolor del otro para pensar de forma colectiva, velando por una no repetición.

Barrio Nelson Mandela Cartagena
Foto: cortesía.

En la etapa de confrontación, los jóvenes hacían recorridos en cada una de las tres casas de exhibición, y quienes los recibían eran los líderes comunitarios, quienes se encargaban de contar esas vivencias a viva voz a partir de sus testimonios.

"No eran visitas guiadas. Los jóvenes se fueron dando cuenta de que los líderes comunitarios fueron bastante victimizados, al igual que la población LGBTI y también las madres fueron víctimas por tener esa zozobra de que sus hijos estaban expuestos", explica Dayro Carrasquilla.

La última etapa fue la creación, donde los estudiantes empezaron a identificar los elementos identitarios del barrio y decidieron trabajar la técnica del collage y el fototransfer, el primero recurre al hecho de generar composiciones uniendo imágenes y el segundo es una técnica que es muy similar al estampado, haciendo referencia a la marca o la huella.

"Cuando comienzan a construir su propio discurso y se dan cuenta de que a través del arte se puede denunciar todas las situaciones de abandono en la hemos estado. Eso es algo grande", resalta Dayro.

Una vez estos jóvenes entre los 14 y 17 años culminaron sus obras, estas sirvieron de apoyo para la creación y se inaugura oficialmente la exposición de ‘En-Cueros’. Sin embargo, lo mejor estaba por venir, porque estos mismos jóvenes comenzaron hacer el papel que cumplían los líderes y también en el colegio les contaban a sus compañeros sobre la historia de Nelson Mandela.

Barrio Nelson Mandela Cartagena
Foto: cortesía.

Dignidad

Hoy este proyecto se exhibe en el Santuario San Pedro Claver, en el Centro Histórico de Cartagena y Dayro Carrasquilla sostiene que resignificar el imaginario de una comunidad no solo se puede hacer desde adentro, sino desde afuera.

"La gente debe ser respetuosa y pensar dos veces antes de referirse de forma negativa hacia la periferia, porque muchos ignoran o son indiferentes a unas dinámicas de segregación, exclusión, abandono y violencia. La ciudad debe conocer lo que pasó en Nelson Mandela para poder tener respeto y no incrementar ese imaginario negativo", asegura.

Este líder social, artista plástico y docente espera que su arte y el de toda su comunidad sirva como evidencia para la reparación colectiva, porque considera que esta va a suplir muchos olvidos y va a devolver lo que les arrebató la muerte de muchos líderes que estaban aportando al desarrollo del barrio. Dayro no aspira a que ‘En-Cueros’ se exponga en grandes museos a nivel nacional o internacional, sino que sea un medio de expresión para que la sociedad centre su mirada en Mandela y lleguen situaciones reales de transformación.

La experiencia se da en el marco del proyecto 'Casas de la Verdad con Sentido', de la Comisión de la verdad, realizado por la Fundación Artvi, apoyado por ACDIVOCA,  USAID y el Programa de Concertación de Mincultura.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal