Pasar al contenido principal
CERRAR

La contemplación de la naturaleza como fuente de inspiración

Un juego sorprendente, en donde surgen inocentes preguntas que nos llevan a búsquedas complejas.
Naturaleza
Cultura
Foto: Esmeralda Ramírez
Esmeralda Ramírez

Ver el amanecer escuchando el despertar de la naturaleza es una práctica de  armonización  que ahora recobra valor, este momento de conexión nos recuerda que el universo  se manifiesta en todo momento y está disponible para provocar nuestra curiosidad, darnos cuenta de los mensajes que nos brinda  y asombrarnos  al descubrir  los detalles antes desapercibidos, nos devela que la contemplación es una gran herramienta de vínculo y  aprendizaje.

Promover en los niños la observación detallada de las manifestaciones geométricas secuenciales presentes en la naturaleza resulta ser un juego sorprendente, en donde surgen inocentes preguntas que nos llevan a búsquedas complejas.

¿Por qué las formas de la naturaleza se repiten y cambian de tamaño? ¿ Qué son y como se llaman las secuencias o patrones que veo en las plantas? ¿Ese orden que veo en el reino vegetal, también se encuentra en los animales y en nosotros? ¿Por qué la naturaleza nos inspira?

Estas y otras preguntas surgen al momento de acercar la mirada de los niños al mundo natural, gracias a estas indagaciones y con ayuda de una maestra en matemáticas vamos a descubrir algunos secretos numéricos que guardan las secuencias y los fractales o fragmentos autosimilares que componen la geometría de la naturaleza, entonces nuestra mirada del mundo cambiará.

La interpretación de todo lo que hasta ahora era familiar tendrá otro valor y otra escala: las  flores, semillas,  cebollas, brócolis, caracoles, libélulas y mariposas,  serán ampliadas para ver más allá de lo evidente y poder maravillarnos con sus ritmos, colores, texturas y formas. Donde la contemplación y armonía de sus geometrías, nos provocan un estado de fascinación y éxtasis meditativo,  comprobando que hacemos parte de un universo que juega y está en constante movimiento y recreación.

Descubriremos que hay una inteligencia superior, un latido o vibración del cosmos en cada elemento de la naturaleza, que nos enseña el principio de la recursividad, demostrando que para hacer cosas grandes, hay que pensar muy pequeño como lo han hecho artistas y arquitectos que se inspiran para crear experiencias, obras y   bio-arquitecturas siguiendo los modelos de la naturaleza, imitándola, un gran ejemplo de ello es Neri Oxman. una mujer pionera en el diseño ecológico, que conjuga el arte, la ciencia y la tecnología buscando la alineación con la naturaleza.

Es el momento de conjugarse con el universo, de darnos la oportunidad de ver más allá de lo evidente, aprender a contemplar la vida  por unos minutos al día hace una gran diferencia, es una práctica necesaria ahora más que nunca. Invitar a los niños a hacerlo no es misión imposible, poco a poco con el ejemplo, ellos sabrán que la observación de los elementos naturales que están presentes en nuestros alrededor, en los alimentos, el agua, el fuego, el firmamento, en los animales y en nuestra anatomía son oportunidades de contemplación que crean vínculos y comprensiones profundas que nos fortalecen.

Proponerles pequeños actos  como mirarse al espejo o mirarnos a los ojos y observar las simetrías de nuestros cuerpos, observar los movimientos de las formas del fuego en la estufa o en una vela, los espirales del humo, las ondas y formas que  se observan en el agua y las gotas de lluvia,  los dibujos de las nubes, los conjuntos de estrellas, los detalles de los insectos, el interior de las frutas y las particularidades de nuestras mascotas, nos permiten redescubrir cosas inimaginables. También podemos recrear formas y crear mándalas con las semillas de las frutas que comemos, dibujar las flores que capturan nuestra atención, encontrar las formas geométricas o fractales en las plantas,  las nubes y en descubrir que  nuestro cuerpo  guarda hermosas geometrías sagradas.  Una de las propuestas que presentamos es la de  hacer origamis 3D o modulares en donde la repetición de un pequeño modulo de papel y el ensamblaje de los mismos puede lograr formas y texturas complejas que imitan las geometrías fractales presentes en la naturaleza. Estas experiencias compartidas nos invitan a disfrutar y conectar con la fuente de inspiración y alegría que llevamos dentro.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos