Pasar al contenido principal
CERRAR

El estallido cultural que se vivió en Bogotá con el inicio del gobierno de Gustavo Petro

El centro de Bogotá estuvo desbordado de gente desde la mañana y en siete escenarios se vivieron eventos culturales antes, durante y después de la posesión.
Posesión de Gustavo Petro: el estallido cultural en Bogotá
Actualidad
Foto: Colprensa
Colprensa

En Colombia no es usual que las posesiones presidenciales se celebren en las calles de la manera en que se hizo este 7 de agosto de 2022.

Este domingo, con la llegada de Gustavo Petro al poder, miles de colombianos se reunieron en el centro de Bogotá para expresar la ilusión que sienten de vivir en una Colombia como la propone el líder de izquierda.

Así se vio reflejado desde la Plaza de Bolívar, lugar de la posesión oficial, y en los alrededores del centro de la ciudad. Las calles se convirtieron en un escenario de celebración, “luego de 20 años de tiranía del uribismo”, dijo un joven bogotano de 26 años, Sebastián Salazar. “Estábamos esperando este día”, añadió.

El centro de Bogotá estuvo desbordado de gente desde la mañana del domingo. Fueron siete escenarios, en diferentes parques, los dispuestos para las presentaciones culturales y expresiones sociales con los sonidos bogotanos de Aterciopelados o los ritmos de las gaitas y los tambores de los Gaiteros de San Jacinto, de los Montes de María.

“Es algo que yo nunca había vivido en mi vida. Ver tanta gente me alegra demasiado”, dijo por su parte Miguel, otro joven bogotano, mientras en la tarima del Parque de Los Periodistas cantaba la agrupación musical Corral Tierra Bomba. “Estamos a un solo paso de un cambio”, dijo en tarima una de las niñas que conforman el grupo, que venían desde Cartagena, Bolívar.


Te puede interesar: Este es el gabinete de ministros de Gustavo Petro


Foto

Solo a este parque, llegaron casi 5 mil ciudadanos para presenciar un “momento histórico”, “el inicio de una nueva era”, el de la “llegada de la paz”, la “llegada del pueblo a la Casa de Nariño”, o del inicio “de la ilusión de vivir en una Colombia más digna”, fueron las expresiones propias de la gente, la que Petro quiso que fuera la protagonista de su posesión.

Entre la multitud, un bogotano de 64 años, quien aún no para de trabajar como soldador en el sur de la ciudad, grita “sí se pudo”, entre tantas arengas de este día. También una joven colombiana y docente de 26 años, vestida con la camisa de la selección Colombia, salta además con una bandera de amarillo, azul y rojo. “Es la llave y es la esperanza para un nuevo cambio”, sostuvo, quien viajó desde Estados Unidos, donde vive actualmente, solo para vivir este momento.

Después de la música y los bailes de otros tantos artistas, los cientos de asistentes centraron su atención en una pantalla grande a través de la cual el nuevo presidente Gustavo Petro les habló.

Durante la atención a todo el acto oficial, que se transmitía desde unas solas cuadras al Parque de Los Periodistas, fueron constantes los momentos de emoción ciudadana, esa que hace aplaudir, gritar, saltar y ondear banderas, y con mayor entusiasmo, cuando suena el Himno Nacional o cuando la escoltada espada de Bolívar aparece en el escenario de Posesión.

Pero también se vivieron momentos solemnes, como el que impuso la voz de la soprano Betty Garcés acompañando los retratos del fotógrafo Mauricio Vélez, los que mostraron a un país en momentos de guerra y pobreza. Quizás una realidad conocida por muchos de los asistentes a este parque en el que, además de banderas de Colombia o las que representan a comunidades indígenas o comunidades sexualmente diversas, también ondeaban banderas de la exguerrilla urbana M-19.

Foto


Lee aquí: "Llegar aquí indudablemente implica recorrer una vida”: Gustavo Petro


A esta exguerrilla perteneció el ahora presidente Gustavo Petro, quien convencido de la Paz, propició la devolución de la espada de Bolívar, la que algún día se habían robado, según él mismo ha contado en diversas ocasiones.

“Juro a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la constitución y las leyes de Colombia”, fue una de las oraciones del nuevo mandatario que generó estallido en el centro de Bogotá, donde algunos que presenciaban el acto, se abrazaron y lloraron.

“Me genera esperanza, es la posibilidad de un cambio que necesitamos todos”, afirmó Sofía Orozco, una de las jóvenes que lloró de alegría.

Otro de los momentos cúspide del fervor ciudadano fue la toma de posesión de la vicepresidenta Francia Márquez. “Hasta que la dignidad se haga costumbre”, proclamó.

Así fue como en las calles, donde inició también la resistencia, se celebró el inicio del cambio propuesto por Gustavo Petro. El gobernante promete soluciones de fondo para las desigualdades sociales y económicas de la mayoría de colombianos, la de pescadores, campesinos, barrenderos, silleteros, vendedores ambulantes, estudiantes y artistas, por nombrar algunos.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos