Pasar al contenido principal
CERRAR

Microplásticos: una constante contaminación del río Magdalena en Neiva

Una investigación realizada desde la Corporación Universitaria del Huila, demostró que a la altura del Neiva, el río Magdalena contiene gran cantidad de microplásticos.
Yesenia Polanía

El río Magdalena es la cuenca hídrica más importante del país con ecosistemas estratégicos para cientos de especies de flora y fauna. A su vez representa una fuente diversa de beneficios económicos, sociales y culturales para alrededor de 130 municipios en todo el país. Sin embargo, una investigación realizada por estudiantes y docentes de la Corporación Universitaria del Huila -Corhuila, encontró partículas de microplásticos en la cuenca alta del río a la altura de la ciudad de Neiva.

Los microplásticos en el agua son una problemática mundial que genera graves afectaciones a los ecosistemas acuáticos y también a la salud humana. Distintas especies de animales confunden el plástico con alimento.

De acuerdo con la investigación ‘Caracterización y cuantificación de microplásticos en los sedimentos y la columna de agua del río Magdalena en la ciudad de Neiva, Colombia’, “estos elementos se pueden mezclar en la cadena alimenticia afectando el tracto digestivo o los tejidos, e interrumpe las funciones energéticas de los crustáceos y las algas que habitan las aguas dulces”.

La contaminación llega a los peces y de esta manera a los humanos que se alimentan de ellos. Paula Martínez, bióloga e investigadora, dijo que se hicieron tres etapas de muestreo para determinar la cantidad de microplásticos que había en el agua y en los sedimentos “se obtuvieron muestras antes de la ciudad, en el malecón de Neiva y al finalizar la zona urbana”.


También te puede interesar: De 130, solo 48 municipios sobre el Magdalena tienen PTAR


Foto

Agregó que el río Magdalena presenta concentraciones de microplástico con base al aporte que recibe de actividades domésticas, pesqueras, industriales y de turismo. Enfatizó en la necesidad de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) eficiente para reducir la concentración de microplástico en el ecosistema acuático.

La capital del Huila arroja alrededor de 1.370 litros de aguas residuales por segundo al río Magdalena y es la única capital de Colombia que arroja el 100% de las aguas sucias al río, según las Empresas Públicas de Neiva, lo que convierte a Neiva en una de las ciudades que más contamina el río.

La investigación indica que “los microplásticos más abundantes en la cuenca del río corresponden a mircofibras, esto se debe a que la mayoría proviene de aguas residuales domésticas de las lavadoras y al desgaste de las redes de los pescadores. También se encontraron microesferas en los sedimentos, cuyo origen son principalmente los productos de belleza vertidos a las aguas residuales”.


Conoce aquí: Río Magdalena: un afluente que guarda la memoria del conflicto en Colombia


Foto

Una de las conclusiones que presenta este estudio es que la falta de educación ambiental y cultura ciudadana en cuanto a procesos de reciclaje y tratamiento de residuos sólidos, convierten al río Magdalena en uno de los principales vertederos de desechos sólidos en la ciudad.

Además, insiste en que hasta el momento no se ha realizado ningún estudio en la región sobre los efectos de los microplásticos en la flora y la fauna de este importante ecosistema, lo que sería indispensable para mitigar los impactos que generan los plásticos y microplásticos en los ecosistemas acuáticos, especialmente en el río Magdalena que constituye una de las principales fuentes de actividad pesquera y de comercio en el país.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal