Pasar al contenido principal
CERRAR

Ganadería extensiva, uno de los motores de la deforestación en Colombia

Según cifras del Ideam, solo en 2021 se deforestaron 174.113 hectáreas en el país, especialmente en la Amazonía.
Deforestación en Colombia | Ganadería extensiva y sus consecuencias
Medio ambiente
Foto: Colprensa
Ana Lucrecia Cabra

La principal causa de la deforestación a nivel mundial es la agricultura comercial y la ganadería extensiva, la deforestación además no es solo la pérdida de la cobertura vegetal, porque abarca afectaciones a diferentes tipos de ecosistemas, como sabanas, páramos, que son ecosistemas estratégicos y prestan servicios ambientales importantes como reservorios de recursos hídricos y hábitat de especies nativas.

Natalia Escobar, especialista en planeación territorial y magíster en geografía humana e investigadora en el eje ambiental de la organización de derechos humanos Dejusticia, indica que “la deforestación es la quema y tala del bosque nativo para hacer un cambio de actividad en el uso del suelo, es decir, esta área ya no va mantener la conservación y protección de ese territorio natural. La situación en el país no es nueva, debido a la manera en que las comunidades llegan a los territorios y los colonizan, en especial los territorios amazónicos”.

Escobar menciona que “en este momento el escenario es diferente porque a partir de la firma del acuerdo de paz se ha generado un “vacío de poder”, pues los territorios que antes estaban controlados por los actores armados dejan de tener ese control y empieza un proceso de especulación y acaparamiento de los mismos que se mantenían con bosque nativo; la situación se acentuó entre 2016 y 2018, en el 2019 tuvo una pequeña disminución; sin embargo, en 2020 se aumentó sustancialmente la deforestación de bosque nativo, en especial en la zona de la Amazonía. Las cifras de Ideam respecto a la deforestación al cierre del año 2021 indican que se han perdido 174.113 hectáreas -un área más o menos del tamaño de Bogotá, señala Escobar-, quien además asegura que el 64% de esa cifra se produjo en el Amazonas.


Te puede interesar: Indígenas y afrodescendientes del pacífico y la Amazonía le apuestan a la conservación de bosques

Actualmente, indica la experta, “se está presentando un fenómeno del acaparamiento de tierras, que consiste en deforestar 1.000 o 2.000 hectáreas en pocos días, en zonas como el Nudo del Paramillo, la región Pacífica, el Catatumbo, y la zona más afectada por este fenómeno es la zona selvática del Amazonas, donde ya se observa el “arco de deforestación” que evidencia cómo ha avanzado la deforestación en zonas de varios departamentos como Guaviare, Caquetá, Putumayo y el sur del Meta”.

Según Escobar algunos de los motores de la deforestación son la ganadería extensiva, que consiste en dejar el ganado suelto acabando con el bosque que existe; el acaparamiento de tierras, en el que suelos se convierten en praderas para encerrar y posicionarse de las tierras; la minería ilegal y en algunos casos la apertura de vías con la intención de mejorar el acceso a servicios; la deforestación para cultivos de uso ilícito, la comercialización de madera ilegal y la apertura de fronteras agrícolas.

Escobar asegura que la ganadería extensiva, también comercializa carne, lo que es un negocio lucrativo, sin embargo, en este momento no existen las garantías para evitar consumir carne de zonas deforestadas, lo que genera que este comercio aporte a dicho aumento en las cifras de deforestación. Desde el 2018 se viene haciendo conciencia sobre la procedencia de los alimentos y qué efectos negativos tuvo la producción de los mismos en el medioambiente y la naturaleza.

Actualmente, algunos ganaderos están haciendo acuerdos voluntarios con el gobierno para reducir totalmente la deforestación, con el propósito de dar la información real de la procedencia de la carne que se consume, garantizando una corresponsabilidad empresarial.


Conoce aquí: Desde Leguízamo, 'Mujeres Guardianas del Agua’ rescatan las aves del Putumayo

La FAO señala que la deforestación puede tener graves consecuencias socioeconómicas: por ejemplo, puede amenazar los medios de vida, la cultura y la supervivencia de las poblaciones que dependen de los bosques, incluidos los pueblos indígenas; debilitar las economías locales y nacionales; provocar conflictos sociales por los recursos naturales; aumentar el impacto de los desastres naturales, y producir desplazamientos de la población.

Por lo anterior, es necesario que todas las comunidades apunten a detener la deforestación y a contribuir a la conservación y protección de los bosques y selvas de nuestro país.

Si quieres conocer más sobre la deforestación y cómo contribuir a la conservación y protección de la naturaleza, escucha nuestros programas y compártenos tus preguntas en nuestro grupo de Facebook de Exploremos.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos