Pasar al contenido principal
CERRAR

Los Ríos Velilla se declararon inocentes por adjudicación de recaudo de Transmilenio

La encargada de imputar a los Ríos Velilla fue la fiscal Ángela María Monsalve, quien denunció amenazas de muerte en su contra.
Contrato de recaudo en Transmilenio
Judicial
Foto: Pixabay
Colprensa

El exconcejal de Bogotá Felipe Ríos y sus tíos, los empresarios Javier y Carlos Ríos Velilla, se declararon inocentes de presuntas irregularidades en millonaria adjudicación de recaudo en el sistema de Transmilenio.

La encargada de imputar a los Ríos Velilla fue la fiscal Ángela María Monsalve, quien durante el proceso denunció supuestas presiones para impedir la judicialización de estas personas, entre las que se encuentran un traslado irregular a Putumayo y amenazas de muerte en su contra.

Los delitos de los que se declararon inocentes los Ríos Velilla corresponden a los de interés indebido en la celebración de contratos y violación del régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Estos delitos fueron imputados por la fiscalía luego de determinar que presuntamente los Ríos Velilla están relacionados con la adjudicación de un contrato con Transmilenio, aprovechando que uno de ellos era concejal, y que por lo tanto estaban inhabilitados.

“Ustedes conocían que con su accionar estaban violentado el bien jurídico de la administración pública, toda vez que sabían que se encontraban incursos en el régimen de inhabilidades e incompatibilidades y, aun así, quisieron su realización”, explicó la fiscal Monsalve durante la imputación.

Este contrato tiene origen en 2011 para la recolección de pasajes y control de la flota de buses de Transmilenio y del SITP, entre Transmilenio y Recaudo Bogotá, entidad de la que hacen parte los hermanos Javier y Carlos Ríos Velilla.

Esto, según la Fiscalía, porque hay pruebas que demuestran que Recaudo Bogotá está compuesta por Citymovil Colombia S.A.S con una participación de un 60%; Land Developer INC y LGCNS Compañía Ltda, con un 20% de participación respectivamente.

“De las actividades investigativas realizadas por la Fiscalía se corroboró que los verdaderos controlantes de Recaudo Bogotá son ustedes Carlos y Javier Ríos Velilla”, explicó la fiscal

Frente a Felipe Ríos la Fiscalía le reprochó que siendo concejal de Bogotá no advirtió el presunto conflicto de intereses que se estaba presentando.

“Usted sabía que la empresa de Bogotá, Transmilenio, estaba celebrando un contrato con la empresa Recaudo Bogotá, y sabía que sus tíos eran los verdaderos controlantes de esta empresa (...) Era su deber legal, debía advertir este conflicto de intereses, pues revisadas las actas del concejo, usted no manifestó ningún conflicto de interés ante el sistema de transporte y mucho menos habló sobre una inhabilidad”.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos