Pasar al contenido principal
CERRAR

“Tatacao”, el dulce cacao que se cultiva en el desierto del Huila

En el desierto de La Tatacoa, en el norte del Huila, un emprendimiento familiar ofrece un producto orgánico de alta calidad que hoy busca mercados nacionales e internacionales.
Cultivos de cacao en el desierto de La Tatacoa en el Huila
Campo Colombiano
Fotos: suministradas
Rafael Trujillo

En la región semidesértica de La Tatacoa, en el norte departamento del Huila, florecen de manera sorprendente centenares de plantas de cacao que hacen parte del creciente emprendimiento de una familia en la vereda Doche: el resultado, como afirma el señor Secundino Calderón, es “Tatacao” -una curiosa mezcla de la plantación y del nombre del propio desierto-, cacao y chocolate orgánico de alta calidad, y en cuya producción surgió, además, la posibilidad de un recorrido turístico por la zona.

“Hoy estamos llegando a cuatro años de nuestra empresa, que es completamente familiar”, reconoce don Secundino, como prefiere que lo llamen. Y explica que “Tatacao” surgió inicialmente con el cultivo del cacao, al que llegaron varias iniciativas para su producción: utilizar todos los residuos y elementos no aprovechados de alimentos en la cocina como base para elaborar un abono orgánico.

Esta transformación, que ha tomado un mayor impulso, contribuyó a atraer no solo la mirada de quienes querían adquirir el producto de la labranza, sino conocer el proceso de cultivo que casi desde un comienzo no tuvo necesidad de utilizar fertilizantes químicos. De paso se empezó a configurar como un rincón turístico dentro del marco mismo de La Tatacoa, que es hoy el segundo destino con mayor número de visitantes en el Huila.

Foto


Te puede interesar: 


Ahora la familia Calderón puede vivir enteramente del cacao, que siembra, procesa y vende como cacao artesanal de mesa. La fertilización orgánica se ha convertido en base esencial de la producción del “chocolate del desierto” en medio de los suelos pobres de la región. “¿Cacao en La Tatacoa?”, preguntan sorprendidos los visitantes. Y así es.

Don Secundino y su familia tienen ahora su mirada puesta en ampliar los horizontes de comercialización de sus productos, con la participación en distintas vitrinas de promoción y venta en eventos feriales en el Huila y fuera de este departamento.

Aunque su producción no es la más alta de Colombia, el cacao del Huila, que se siembra en unas 7 mil hectáreas de 35 de los 37 municipios, figura entre los de más alta calidad por su aroma, sabor y ausencia de metales pesados -esta última, una exigencia cada vez más frecuente a la hora de vender en mercados internacionales, en especial a destinos europeos como Suiza, Países Bajos, Alemania e Italia, que lo utilizan en chocolatería fina y otros procesos, como los cosméticos-.

La mayor producción del ‘eje cacaotero’ del Huila se localiza sobre la cordillera Oriental, en los municipios de Rivera, Campoalegre, Gigante, Algeciras y Garzón, de acuerdo con cifras oficiales.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos