Pasar al contenido principal
CERRAR

Ángel, un campesino que encontró en el biogestor una manera de producir gas en su finca

Este campesino tiene su pequeña parcela en Algeciras, el único municipio PDET del Huila, donde a partir del estiércol de los cerdos produce el gas metano.
Germán Hernández

“Para tener una finca autosostenible solo se necesita la tierra y las ganas”. Esta es la consigna de Ángel Llanos, un campesino huilense que a punta de escuchar y ver uno que otro video en internet pudo crear la que él denomina “la finca ideal”.

Y definitivamente sí es ideal. “Lo que veo que me hace falta y se puede dar en la finca, pues lo voy sembrando. Tengo café, no en grandes cantidades, pero lo suficiente para el gasto; tengo naranjos, mangos, aguacates, limones, guayaba, papaya, lo que veo que se me dé en este clima lo siembro y gracias a Dios me ha producido todo… También tengo plátano, yuca, maíz y una huerta casera donde siembro repollo, tomate, cilandro, plantas aromáticas y acelgas”, narra Ángel, con un evidente orgullo, demostrando ese amor y respeto que tiene por el campo, por la tierra. 

En la finca también hay gallinas, patos, peces (mojarra) y cerdos, estos últimos sus consentidos por ser -como él los denomina- “de doble propósito”.

Biogestor

Ángel valora todo lo que brota de la tierra, pero cuando se le pregunta por su mayor logro en la finca, habla con propiedad del biogestor. “Yo produzco gas con el estiércol de los cerdos, son animales de doble propósito, pues me dan la carne que es comida y el gas para la casa”, asegura.

Técnicamente el biogestor es un sistema cerrado que trabaja con bacterias anaerobias que al fermentarse producen biogás. Se trata de un emprendimiento que le otorga un valor agregado a su completa finca, disminuyendo la contaminación ambiental y ahorrando dinero.

Biogestor


Puedes leer: 


“Para construir el biogestor le pregunté a unos profesores y otras cosas las vi por internet. Compré tubos PVC de media pulgada, algunas válvulas, plástico calibre 8, del más grueso, unas mangueras y eso fue todo”, cuenta el campesino.

El paso siguiente fue conectar las cocheras de los cerdos con una pileta de cemento, a donde llega el estiércol diluido en agua. De allí pasa por un tubo y se almacena en una gran bolsa plástica de la que salen tubos que transportan el gas hasta la cocina de la casa.

“Los cerdos los alimentamos con desperdicios de comida y con algo de concentrado, de esta forma tenemos gas todo el tiempo”, señala Ángel, quien gracias a este trabajo y en general a lo que ha logrado en su finca, resultó ganador del 'Premio a la parcela autosostenible' que cada año otorga la alcaldía de Algeciras.

Ángel vive feliz y orgulloso de su trabajo e ingenio, una obra que materializó con el objetivo de no seguir utilizando leña para cocinar, ni comprar las costosas pipetas de gas, sin pensar que además le está haciendo un gran favor al planeta.

Un estudio, adelantado por instructores y estudiantes del SENA, indica que cada cerdo adulto produce entre 0.25 y 0.33 metros cúbicos de biogás.

Se calcula que una familia campesina gasta, en promedio, 22 toneladas de leña al año lo que equivale a unos 2 metros cúbicos diarios de gas metano.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el biogás es considerado una energía no renovable y no convencional. Es una alternativa que podría reducir los gases causantes del calentamiento global (los producidos por el sector pecuario) hasta en un 30%.

“Ahora quiero que mis vecinos hagan lo mismo y también que vengan los jóvenes estudiantes a conocer cómo se organiza una finca autosostenible, una parcela con todo lo que se necesita para vivir tranquilo, hasta con el gas para cocinar”, recalca Ángel.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos